OCA GLACIACION

El pensamiento propio

Flores secasEscrito por: Pedro Betancourt.

Piensa, piensa, piensa y no digas lo que estás pensando. Piensa, piensa, pero esos pensamientos no los derroches con simples y pasajeras palabras que irremediablemente, caerán como uvas rotas a la prensa de la vida. Piensa, piensa, piensa, y, en ese ejercicio, cabalga en pos de hallar el verdadero arte que representa el pensar. Detona la llama que abrirá la vía secreta para alcanzar la paz del pensamiento.

Aprendemos mal: Por ello enferman a diario millones de mentes y espíritus, han adulterado nuestra propia cosecha interior. Nos han obligado a beber de un brebaje venenoso fabricado para que cada uno de nosotros no alcance a retener el propio pensamiento.

Piensa, piensa, piensa que con cada pensamiento acunas la mirada en lo más profundo de tu misterio. Piensa y no regales una sola voz que pueda naufragar como el poeta que creyó que agudizando el oído puede saber lo que sucede entre el cielo y la tierra.

Piensa, piensa, piensa y siente el dulce susurro de cada uno de tus pensamientos. descubre que todos los dioses sin excepción, mantienen su sabiduría en silencio. Pensar es de cultos. Pensar bajo las estrellas, de romántico. Recrear los pensamientos en mundos fantásticos supone alcanzar la alquimia de la eterna niñez. A la reflexión se le otorga la supremacía de la vida interior, profundizas en él y mueres en él.

En ocasiones, los pensamientos son como voces rotas deambulando a través del desierto. Como un paisaje teñido de melancolía. Una luna rota por mil decepciones. Una promesa de amantes que difícilmente llegará a cumplirse. Este es, en efecto, el misterio del propio pensamiento.

Piensa, piensa, piensa y mécelos uno a uno en la mejor orilla, arrúllalos con voces cálidas, razónalos con esa multiplicidad que otorga el sentido común. Juega con ellos a través de los espejos que lisonjean el alma. Convéncete de que cada uno de ellos te suministra un espacio de paz y guerra, de paraíso e infierno, de calma y tempestad. Se llama a la vida con el crecimiento del pensamiento y no ahuecando el buche con retóricas mundanas.

Piensa, piensa y salvaguardia con recelo la dádiva que se te ha otorgado, los sueños proféticos y del anhelado bienestar. Deja que el pensamiento sea huésped de tu morada mientras dure su esplendor, después, actúa como la luna que avanza gatuna sin lealtad.

Fácil es comprender que en nuestro pensamiento se dan a la vez  los dos milagros más grandiosos, el florecer y el propio envejecimiento. Como toda acción, hay que acogerlos sin aburrimiento, sin la desgana de una sonrisa ficticia. Posees el don de enterrar aquellos que rajan como tijeras, el resto, abrázalos para que sigan existiendo como un soplo de aire vivo.

Piensa, piensa dando la razón al corazón, apártate de la rigidez de lo establecido como si se tratara de una mortal enfermedad. Piensa, piensa que no es plácido vivir continuamente mudando de parecer, ya lo dice el libro de la sabiduría: Cuando la mudanza del pensamiento se convierte en hábito, uno termina perdiendo la propia esencia.

Con la reflexión interior te haces fuerte, invencible, entonces dejarás de correr el riesgo de ser cazado. Silencia tus palabras, el héroe canta y naufraga por el propio entusiasmo. El tiempo del propio yo está a las puertas, conversar consigo mismo también.

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como:

Comparte este artículo

1 comentario

  1. Pedro,
    Decirte que me gusta mucho tu escrito, lo encontré por casualidad en la red…
    Creo como tú, que la reflexión nos ayuda a ser más fuertes, siempre que logremos estar en estado de paz, que es cuando conectamos con lo que realmente somos. sin más carta ni cartón. Con nuestra verdad. Si somos capaces de hacer este viaje, al que muchos nunca desearán emprender, vendrá como premio LA PAZ. Pero antes, habremos pasado muchas tinieblas, tal vez, o vacíos.
    Porque la reflexión, para darse, necesita un estado de soledad. Y eso nos puede aterrar. Ahora que parece que fuera de los muros hay tanto trasiego y tanto jaleo y tanto “ruido”. De ahí que en la cárcel o en lugares que obliguen al ser humano a estar SOLO, se necesita ser valiente o al menos humilde para sumergirse en ese viaje. Pero la recompensa, de quien sabe pasar noches en vela, quien nota que está solo pero se conecta con su fuerza ,es muy alta. Porque la cárcel dura unos años. Pero hay personas que toda su vida viven en una cárcel, que es la peor: el miedo.
    De ahí que el ser capaz de meditar, estar solo sin sentirse solo, sabiendo que hay algo que está por encima de todo. No me refiero a una religión ni a un Dios. Me refiero al AMOR. Es la fuerza que mueve todo. Se le puede llamar DIOS, para mí es lo mismo. Y ese amor es el que cada uno llevamos dentro. Las personas que han sabido emprender el viaje si han sabido confiar han llegado a esa estación: el amor.

    Amor a la vida, amor a los seres que nos rodean,
    Suena tal vez cursi lo que escribo. Pero si ese sentimiento nos domina, podemos estar seguros que la vida nos sonreirá. El amor tiene un máximo enemigo: el miedo. No se llevan bien, nunca están juntos. Porque el miedo inevitablemente nos lleva al odio. Al tener miedo a que nos lastimen o bien a que no nos vuelvan a lastimar podemos generar odio, que no hace otra cosa que separarnos de los demás. Así que el amor dice adiós y se va, cuando esto ocurre…

    EL AMOR NOS UNE A LOS DEMAS____________EL ODIO NOS SEPARA DE LOS DEMAS

    Hay un poeta que está ahora propuesto al Premio Príncipe de Asturias para la Concordia: MARCOS ANA. Realmente ojalá se lo den, porque pasó 23 años en la cárcel, el preso político que más tiempo ha estado privado de la libertad. En cambio, desde la cárcel, escribía poemas, trataba de ver luz donde había barrotes. Y sus palabras arrojan ternura, perdón, no hay odio ni rencor: “No siento ningún rencor; me sentiría muy desgraciado si así fuera. Al haber sufrido tantas calamidades soy incapaz de generar venganza. La venganza no es ningún ideal político ni revolucionario. La única venganza a la que yo aspiro es ver un día el triunfo de los ideales por los que he luchado y por los que tantos hombres y mujeres en España perdieron su vida o su libertad”
    SI QUERÉIS VOTAR PARA QUE LE CONCEDAN EL PREMIO: http://www.unpremioparamarcosana.org
    Creo que sería muy bonito que escribiérais sobre esta persona, pienso que es un ejemplo para todos. Cómo el ser humano aunque lo castiguen, le anulen, no tiene por qué generar odio. Puede tener una verdadera arma que es muy potente: la compasión.

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.