OCA GLACIACION

Historia: Recordando a las Trece Rosas

Escrito por: Gonzalo Salvanés

5 de Agosto de 1.939.
Cementerio del Este.
Hora: 4:30

Desde la cárcel de Ventas se oyó la atronadora descarga cerrada de fusilería. Después, el profundo silencio de la muerte. A continuación, trece disparos aislados. Trece… que confirmaron a las presas de Ventas el terrible asesinato de trece compañeras. De trece mujeres jóvenes, la mayoría menores de edad.  Trece Rosas.

Las Trece Rosas

Deberían haber sido catorce. Antonia Torres Vera se salvó, sólo por un tiempo, gracias a un error burocrático. Pero no escapó al terror franquista. El 19 de febrero de 1940 fue fusilada.

Según reza el acta del Consejo de Guerra número 9, causa 30.426, presidido por el comandante de infantería, Sr. Cerdeño Gurich, asistido por los capitanes Sigüenza Plata y Feingenpans Ruiz y el teniente Sarte Julia, fueron declaradas culpables de un delito de rebelión. La Nueva España del General Franco se había vengado, segando la vida de trece jóvenes inocentes ,de la muerte del comandante de la Guardia Civil, Isaac Gabaldón. En realidad, su verdadero delito fue el de ser jóvenes, mujeres, “rojas” y oponerse valerosamente a la recién nacida dictadura.

Para que sus nombres no se borren en la historia, tal como pedía Julia Conesa, una de las trece asesinadas, en su última carta a su familia, recordémoslas en este 70 aniversario de su fusilamiento… y hagámoslo siempre.

1.    Barrero Aguado, Carmen. Veinte años. Modista. Militante del Partido Comunista de España (PCE).
2.    Barroso García, Martina. Veinticuatro años. Modista. Militante de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU).
3.    Brisac Vázquez, Blanca. Veintinueve años. No militaba en ningún partido político. Tocaba el piano en el cine Alcalá. Tenía un hijo de once años.
4.    Bueno Ibáñez, Pilar. Veintisiete años. Modista. Militante del PCE.
5.    Conesa Conesa, Julia. Diecinueve años. Modista y cobradora de tranvías. Afiliada a las JSU.
6.    García Casillas, Adelina. Diecinueve años. Militante de las JSU.
7.    Gil Olaya, Elena. Veinte años. Afiliada a las JSU.
8.    González García, Virtudes. Dieciocho años. Modista. Militante de las JSU.
9.    López Gallego, Ana. Veintiún años. Modista. Militante de las JSU.
10.  López Lafitte, Joaquina. Veintitrés años. Afiliada a las JSU.
11.  Manzanero Salas, Dionisia. Veinte años. Militante del PCE.
12.  Muñoz García, Victoria. Dieciocho años. Pertenecia a las JSU.
13.  Rodríguez de la Fuente, Luisa. Dieciocho años. Sastra. Militante de las JSU.
 
 

 

“La Oca loca” en homenaje a este triste y doloroso aniversario. Siempre defenderemos, desde nuestra modesta tribuna, la “libertad de expresión” en todas sus formas legítimas, respetuosas y democráticas. Por ello, publicamos este artículo enviado, amablemente, por uno de nuestros lectores.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

6 Comentarios

  1. Parece ser que “las trece rosas” según las actas del sumario formaban parte de una red que con palabras de hoy bien podemos calificar de “terrorista” (pretendían colocar explosivos y atentar contra personas del régimen). ¿Cómo en ese contexto (reciéna terminada la guerra) pretende Vd. que se trate a las que abiertamente y utilizando el terror formaban parte de una sedición comunista?. Es bueno recordar que entonces la mayoría de edad no se alcanzaba hasta los 21 años; creo que la hija del comandante Gabaldón (víctima y también su chofer e hija) era menor de edad. Recordando como los marxistas han depurado a millones de personas no parece gran cosa que fusilaran a las que eran representantes del comunismo así entendido (estalinista).

    Saludos. Y que se rehabilte (esto no se lo cree ni Vd. ni yo -¿verdad?- aunque viene bien decirlo para que se mantenga nuestras instituciones penitenciarias).

  2. En primer lugar quiero agradecerle sus palabras y su participación, aunque sean evidentes nuestras divergencias.

    Dicho esto, siento decepcionarle: pese a sus buenos deseos no estoy en ningún proceso de rehabilitación. Ni soy un preso, ni creo estar preso (cosa que nunca se sabe con certeza), aunque alabo la pirueta mental que le ha conducido a semejante deducción. Y, por cierto, sus opiniones sobre la rehabilitación y las instituciones penitenciarias, son cosas suyas. No me haga partícipe. No juego.

    Vayamos a los hechos:

    1. El sumario al que hace referencia es instruido por un Consejo Permanente de Guerra, integrado por militares rebeldes, vencedores de una guerra civil de tres años, tras un fracasado golpe de estado contra la legalidad constitucional. Y, consecuentemente, sin ningún tipo de garantías para los acusados. Por lo tanto, para muchas personas como yo, rehabilitadas o no, el tribunal carece absolutamente de validez. El juicio fue una pantomima que desemboco en un crimen de Estado. ¿Eran terroristas las Trece Rosas o era terrorista el régimen?. ¿Cuánto deberemos todavía esperar para que se anulen todas las sentencias de estos tribunales ilegales?
    2. Un motivo más para invalidar el proceso y no baladí, fue el hecho de que los detenidos fueron salvajemente torturados. Bajo tortura delataron a todos los conocidos y simpatizantes de las JSU, tuvieran o no que ver con los hechos a juzgar.
    3. Aún haciendo el difícil ejercicio de prescindir de los dos puntos anteriores, los asesinos del comandante de la Guardia Civil Isaac Gabaldón Irurzun, de su hija María Pilar, efectivamente, como usted indica, menor de edad (18 años) y de su chofer, José Luis Díaz Madrigal, muertos a tiros y rematados, fueron tres personajes conocidos como “Los Audaces” integrantes de las JSU que fueron detenidos y ajusticiados. Y no por las Trece Rosas que no pudieron intervenir en los asesinatos por la sencilla razón de que ya estaban encarceladas en Ventas. El atentado se produjo el 29 de Julio y las detenciones de las jóvenes socialistas entre el 16 y el 18 de Mayo, excepto las de Joaquina López y Luisa Rodríguez que fueron anteriores, en Abril. Tampoco en su planificación, pues desde la cárcel resultaba imposible, sobre todo si tenemos en cuenta que el objetivo inicial era otro (atracar un estanco) y que, enigmáticamente, fue cambiado, a última hora, por los asesinos. Pero daba igual, como usted hace ver, a todos había que considerarlos terroristas y enemigos de la Nueva España, independientemente de su participación o no en los hechos.
    4. La causa del asesinato de Gabaldón sigue siendo oscura. Todavía no está suficientemente aclarada. Como usted sabe, el comandante, pese a pertenecer a la Guardia Civil, estaba inscrito a la Policía Militar, (encargado del “Archivo de Masonería y Comunismo”) donde se había creado numerosos enemigos, por su afán paranoico de ver masones por todas partes. Así sospechaba de varios de sus compañeros, entre ellos del teniente coronel Francisco Bonell, el comandante Cristino Torres y el capitán de la Guardia Civil Fernández Amigo. Su situación se tornó tan difícil, que había solicitado su reincorporación a la Guardia Civil.

    En conclusión, por todo lo escrito me reitero en que las Trece Rosas, fueron asesinadas por venganza y para sembrar el terror y que su verdadero delito fue el de ser jóvenes, mujeres, “rojas” y oponerse valerosamente a la recién nacida dictadura.

    Un Saludo

    BIBLIOGRAFÍA:

     Carlos Fonseca. Trece Rosas Rojas. Ediciones Temas de Hoy. Colección Historia Viva.
     Las Trece Rosas. Wikipendia, la enciclopedia libre.
     La Corta Vida de Trece Rosas. El País.com. 15 de diciembre de 2.005.

  3. Desde “La oca loca” queremos, en primer lugar, agradecerle su colaboración.

    Estaríamos de acuerdo con usted en que es verdad que para “rehabilitarse” hoy en día son necesarias cuantas más ayudas mejor (tanto de dentro como de fuera de la prisión), además de lo más importante: tener la férrea voluntad y propia determinación de conseguirlo. Errores en la vida podemos cometerlos todos, y creános si le aseguramos que aquí hay tiempo y ocasión de sobra para meditar sobre los cometidos en el pasado, y hay quien lo hace.

    Sepa también que aquí dentro hay ayudas (si las sabes y quieres buscar), aunque también es cierto que son pocas. Todo es mejorable, y esto lo deberá ser en el futuro. Pero seríamos injustos si dijéramos lo contrario, sobretodo con los trabajadores del centro que hacen lo que pueden en este sentido, cayendo a veces en errores al confiar en quien no deberían haberlo hecho, pues “de todo hay en la viña del Señor”. Por eso, las generalizaciones (y más referidas a grandes colectivos- aquí dentro estamos unos 500 presos-) son muy injustas. También es verdad que a nadie nos gusta la prisión, que ojalá desapareciesen, pero es lo que hay e, incluso de aquí se puede sacar algún provecho.

    En cuanto a las ayudas en el exterior…sabemos que no está el horno para bollos y la mayoría nos conformaríamos con un chusco de pan al salir de aquí (hablamos figuradamente). Así que, por favor, no nos niegue ese chusco de pan a los que aquí estamos. No todos somos “carne de cañón”, y los que pudieran serlo o parecerlo también merecen una oportunidad al salir.

    Un saludo.

  4. hola, resulta que me llama la atencion de “Cerdeño Gurich” del que decís que era comandante de infanteria. resulta que a mi tio abuelo lo condenaron a muerte y lo fusilaron en Barcelona en diciembre de 1939 y el que presidio el consejo de guerra era el Teniente Coronel “Rafael Cerdeño Gurich” http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1940/02/17/005.html , que al parecer estuvo en Madrid, con el grado de Comandante en la caja de reclutas y que ya fue buscado por la república por faccista. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1937/04/18/010.html.

    este Rafael Cerdeño Gurich tenía un hermano llamado Isidro Cerdeño Gurich, que era Coronel Inspector de los Campos de Concentración de Prisioneros (algo así como el Himler de Franco) http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1940/06/15/002.html . estos hermanos “cerdeño Gurich” parece que eran unos auténticos carniceros, y que a los dos les gustaba ensañarse con los presos republicanos, seguramente porque dos hijos de Isidro fueron fusilados en paracuellos y, desdxe entonces, los Cerdeño gurich se vengaron vilmente.

    podríais darme el nombre de pila del Cerdeño Gurich que firmo la sentencia de muerte de las 13 rosas, porque si resulta ser un tercer hermano, la cosa ya da para escribir un libro con esta familia de asesinos fascistas. si fuera el mismo que condenó a mi tio abuelo, también sería importante porque lo perfilaría como un juez carnicero itinerante que juzgaba tanto en Barcelona como en Madrid.

    por cierto, que Rafael Cerdeño gurich, todavía en 2010 recibió un homenaje en la Legión. no se si los jefes de la legión están enterados de la trayectoria asesino/fascista de este sujeto. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1940/06/15/002.html (vease pagina 18 in fine). no se que dice la Ley de Memoria histórica de homenajes a fascistas.

  5. Asunto resuelto, el que las condenó era Isidro Cerdeño Gurich. Este asesino, afortunadamente murio en junio de 1940, menos de un año despues de asesinar a las 13 rosas.

    A la hermana de estos fascistas, soledad maria Cerdeño gurich le dieron la medalla de la vieja guardia por fascista. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1942/10/30/006.html vaya familia de asesinos.

  6. Lo primero que tengo que decir,que lo de las trece rosas ha sido el peor fusilamiento cometido en la posguerra..Tengo entendido que Franco firmó las penas de muerte despues de fusiladas,a los ocho dias,pienso que
    a la hora de firmar las penas de muerte y ver sus edades,posiblemente digo posiblemente a lo mejor
    les husbiese conmutado la pena, por 3O años,que luego cumplirian en el peor de los casos 5,como
    ocurrió con otros casos similares.
    Hay un asunto poco aclarado y es el motivo porque se mata aL comandante ISAAC GALBALDON IRURZUM,parece ser que se dirigia a PORTUGAL,a averiguar la relación que tenian ciertos militares
    españoles con la masoneria,esta oraganizacion no se anda con bromas,si hay que sacar a alguien
    de en medio se hace y nada mas,Se finjió un asesinato por parte de los comunistas,esto resulta bastante
    raro,que anduviesen sueltos asi como asi.
    Por otro lado,y esto si es muy grave,que a unas niñas se les diese propaganda conunista,para repartir por
    las calles en aquellos momentos,es un gesto de irresponsalibad muy grande,que solo tiene una explicacion
    buscar lo que al funal ha ocurrido.
    Repito los fusilamientos,no tienen calificativo,pero la irresponsabildad del reparto de propaganda subersiva en aquellos momentos,es muy censurable y de eso no se dice nada.
    Hay militares del regimen que algo han tenido que ver con todo esto,alguno muy conocido y valorado.

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.