OCA GLACIACION

Luisa Gavasa y Lucía Álvarez en homenaje a Miguel Hernández

Gracias a la S.C.I.F.E., entablamos amistad, el pasado año, con las actrices Luisa Gavasa y Lucía Álvarez, quienes plantearon la idea de visitarnos, charlar con nosotros sobre sus vivencias, sus experiencias profesionales e, incluso, en un alarde de valentía y generosidad dejarse entrevistar por nosotros para “La oca loca” y, además, presentarnos una porción de su espectáculo poético “Yo empuño el alma cuando canto” en homenaje al centenario del nacimiento del poeta Miguel Hernández.

Finalmente, la realidad ha superado a la ficción pues ya podemos anunciar que los próximos días 7 y 8 de mayo en los centros penitenciarios de Daroca y Zuera respectivamente, además de disfrutar de la agradabilísima presencia y amena charla de estas dos grandes actrices de la escena española, se representará parte del espectáculo poético “Yo empuño el alma cuando canto”.

Esta obra, que se representará por toda España, se ha realizado en base a la selección que Luis García Montero ha hecho sobre la obra de Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento.

Las actrices Luisa Gavasa y Lucía Álvarez ponen voz a los textos del poeta con la colaboración en el guión de Pablo Tobías Gavasa y José Antonio Aguilar.

Este espectáculo poético que altruistamente recorre las cárceles de nuestro país, comenzó su andadura hace unos días en la cárcel de Navalcarnero en Madrid y continuará por los diferentes centros penitenciarios de España en lo que queda de año. Las actrices están encantadas de que Daroca y Zuera sean las primeras escalas de este recorrido, en esta propuesta única, que se celebra en el centenario del nacimiento del poeta Miguel Hernández.

La idea surge de conmemorar y no olvidar la palabra como medio que genera cultura llegando a todas partes, siendo también una manera digna de rendir tributo al poeta que murió falto de libertad en la cárcel de Alicante en 1942 a los 31 años.

Miguel Hernández (1910 – 2010)

 Este año se cumple 100 años del nacimiento de Miguel Hernández, sin duda, uno de los más grandes poetas del siglo XX.

Nacido en Orihuela, su pueblo y el mío, hijo de un tratante de cabras, tuvo que dedicarse al pastoreo desde muy niño. Pero su temprana afición a la lectura, su gusto por los clásicos y la poesía, transformaron su contacto con la naturaleza en una fuente inagotable de experiencias, convirtiéndose en el poeta del pueblo.

En febrero de 1937 es destinado en Andalucía al “Altavoz del Frente”. En marzo se casa con Josefina Manresa. Participa en el II Congreso Internacional de Intelectuales en Defensa de la Cultura, celebrado en Valencia. Realiza un viaje a la URSS, formando parte de una delegación española enviada por el Ministerio de Instrucción Pública, para asistir al V Festival de Teatro Soviético. Se publican ‘Viento del Pueblo’, ‘Teatro en la guerra’ y ‘El labrador de más aire’.

En diciembre nace su primer hijo, Manuel Ramón. En otoño de 1938 muere su hijo y ello provoca una serie de poemas que anuncia en su libro ‘Cancionero y romancero de ausencias’. Escribe el drama ‘Pastor de la muerte’. Actúa como soldado, y como poeta, en diversos frentes.

En 1939 nace su segundo hijo, Manuel Miguel. En abril el general Franco declara concluida la guerra. Miguel intenta escaparse a Portugal, pero se lo impide la policía portuguesa y es entregado a la Guardia Civil fronteriza. Tras su paso por Huelva y Sevilla, en la prisión de Torrijos en Madrid, donde compone las famosas “Nanas de la cebolla”. Puesto, inesperadamente, en libertad, es detenido de nuevo en Orihuela. En 1940 se le traslada a la prisión de la plaza de Conde de Toreno en Madrid. Es condenado a la pena de muerte.

Más tarde la condena es conmutada por la de 30 años de prisión. En septiembre, es trasladado a la prisión de Palencia y en noviembre, al penal de Ocaña. En 1941 es trasladado al Reformatorio de Adultos de Alicante. Se manifiesta una grave afección pulmonar que se complica con tuberculosis.

En 1942 muere en la enfermería de la prisión alicantina y es enterrado en el cementerio de Nuestra Señora del Remedio de Alicante. Contaba, a su muerte con 31 años de edad.

“CANCIÓN ÚLTIMA”

Pintada, no vacía:
pintada está mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.

Regresará del llanto
adonde fue llevada
con su desierta mesa,
con su ruinosa cama.

Florecerán los besos
sobre la almohada.

Y en torno de los cuerpos
elevará la sábana
su inmensa enredadera
nocturna, perfumada.

El odio se amortigua
detrás de la ventana.
Será la garra suave.
Dejadme la esperanza.

 

¿Por qué hemos elegido a Miguel Hernández?

Cuando tú abrazas una causa, estás defendiendo todo lo que representa. Cuando Miguel Hernández defiende la República, está defendiendo, entre otras cosas, la igualdad de la mujer.

Nosotras, como mujeres comprometidas y actrices, nos sentimos reconocidas en sus valores. Tan importantes, que sólo gracias a gente como él, empezaron a cimentarse. Como: el derecho a voto, el divorcio, la independencia…

Hablar de Miguel Hernández, es hablar de nuestra historia desde la emoción más pura, desde la tierra, desde lo cotidiano. Porque canta a la amistad, al amor, a la maternidad, a la paternidad. A la vida. A la vida digna.

Luisa Gavasa & Lucía Álvarez.

Luisa Gavasa  

Ha compartido y compaginado sus estudios filológicos y periodísticos con su gran vocación por el mundo de la escena. Se formó como actriz en la barcelonesa Escuela Adrià Gual y en el Actor´s Studio de Nueva York. A partir de aquí ha logrado enhebrar un amplio despliegue profesional con colectivos como el Teatro Estable de Zaragoza o el Nuevo Teatro de Aragón, así como en la Compañía Adrià Gual, de Ricard Salvat.

Ha pisado algunos de los escenarios más preciados del panorama español, como el María Guerrero, el Teatro de la Comedia, el Liceo barcelonés, y ha preferido casi siempre ponerse al servicio de los clásicos (Shakespeare, Molière, Goldoni, Goethe, Pirandello, Ibsen, Arrabal, etc.) como actriz o directora, en Cataluña, Madrid o Londres. Los últimos cortometrajes de Paula Ortiz, han hecho que la directora zaragozana le ofrezca coprotagonizar su primer largometraje junto a Maribel Verdú, el cual se rodará en la próxima primavera titulado “De tu ventana a la mía”.

Lucía Álvarez

De sólida formación. Estudió Interpretación en la Escuela Municipal de Arte Dramático de la Comunidad de Madrid y en el Laboratorio Teatral de William Layton, entre otros; Danza con Arnold Taraborrelli y con Denisse Perdikidis; Transformaciones con Antonio Llopis y Voz con Lidia García.

Ha recorrido, pese a su juventud, tanto los escenarios teatrales de nuestro país (2009: “De mujeres” Dir. Emma Cohen; 2008: “Araña en bañera” Dir. Carmen Losa; 2008: “Escenas filosóficas” Dir. Emma Cohen; 2008: “Bus” Dir. Carmen Losa; 2006: “Estábamos destinadas a ser ángeles” Dir. Rosa Briones; 2006: “A la sombra de un león” Dir. Manuel Fernández; 2005: “El embrujo de la música y la palabra”); como nuestras salas de cine, con “Esperpentos” Dir. José Luis García Sánchez (2009), entre otros; y el médio televisivo, en “Martes de Carnaval” Dir. José Luis García Sánchez (2010); ejerciendo, asimismo, como Ayudante de dirección en los largometrajes “De mujeres” Dir. Emma Cohen (2009) y “Araña en bañera” Dir. Carmen Losa (2008).

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como: , , ,

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.