OCA GLACIACION

Porque, entre todos, podemos

Con muchos apuros, al final lo logramos; quizás no hubiera sido necesario sufrir tanto, pero lo realmente importante es que al final pasamos de fase. Y ahora directos a la meta final: el Campeonato del Mundo. No debemos olvidar que, para lograrlo, aún nos quedan tres partidos que hay que ganar sí o sí, pero vamos por buen camino y la dirección es la correcta. España vuelve a ser la que a todos maravilló en la Eurocopa.

El pasado no cuenta, tan sólo es historia, y únicamente sirve para aprender de los errores cometidos; lo que realmente importa, es la meta que nos hemos marcado: Ganar el Campeonato del Mundo de futbol; una asignatura que todavía tenemos pendiente.

Desde hace dos años, cuando quedamos Campeones de Europa, se empezó a difuminar el maldito lema que nos persiguió desde hacía mucho tiempo: “jugar como nunca y perder como siempre”.

El deporte, en nuestro país, está en alza: Tenis, ciclismo, baloncesto, motorismo, etc.… marcan hitos mundiales cada temporada y, ya tan solo el fútbol es nuestra asignatura pendiente. No es normal que así sea, ya que tenemos la mejor liga del mundo, donde figuran los mejores jugadores y, a paso lento pero firme, vamos acercándonos a nuestro objetivo; tan solo nos quedan tres peldaños para conseguirlo.

No es fácil; cada partido es una final                                                            y un solo error puede dar al traste con todo

Hay equipo, muchas horas de trabajo, ganas e ilusión; y lo que es más importante, todo un país detrás de LA ROJA, apoyándola y dándole fuerza e ilusión para que consiga el tan ansiado título. No es fácil; cada partido es una final y un solo error puede dar al traste con todas las ilusiones y el trabajo realizado hasta ahora; es como la vida misma, todo un paradigma de trabajo y de hacer bien las cosas, para que en un momento determinado, por un simple error cometido, se vaya todo tu futuro al garete, y haya que volver a empezar de nuevo y sino que nos lo pregunten a nosotros.

Ahora estamos en el mismo punto, es el momento de recoger los frutos de tanto esfuerzo y trabajo. El primer escollo; Portugal, nuestro vecino, hueso difícil de roer, pero para llegar a la gloria hay que lidiar con los mejores, que, lógicamente son los que se han salvado de la quema anterior, nadie nos va a dar peritas en dulce, y conforme subamos los peldaños que faltan, mejor aun será nuestro oponente.

Tesón, ahínco, esfuerzo, voluntad, trabajo, ilusión y sobre todo ganas, son la clave para superar el escollo ante el que nos encontraremos.

Porque nosotros, desde aquí dentro, también hacemos nuestro el grito de “La Roja”; porque, entre todos, es más fácil; porque, entre todos, se consiguen metas a priori inalcanzables; porque, entre todos, PODEMOS.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.