OCA GLACIACION

José Mª Andrés Sierra

Escrito por: A. J. Montero

¡Hola, José María! Bienvenido al Centro Penitenciario de Daroca, a donde has tenido la amabilidad y gentileza de venir a presentarnos tu novela histórica «Los sitios; Luto de siete capas».

Y, además, departir con nosotros sobre esta obra tuya que narra, creemos que con bastante fidelidad histórica, los hechos más luctuosos que Zaragoza tuvo que vivir con motivo de la Guerra de la Independencia.

La primera pregunta es obligada: ¿Quién eres, de dónde y qué haces en la vida real?

Yo nací en Teruel, soy licenciado en Filosofía y letras y actualmente ejerzo como profesor de latín y griego en el I.E.S. “Benjamín Jarnés” de Fuentes de Ebro, aunque el gusanillo vocacional del tiempo libre me ha llevado a desarrollar la pasión por escribir desde hace algunos años. Tengo 54 años, casado, soy padre de dos hijos y, como escritor, mi género es la novela, aunque también tengo algún cuento infantil editado.

¿Cuál fue tu primera obra?

Pues fue «El príncipe Infans y su aya Basilisa», un cuento infantil que escribí para mi primer hijo, en el año 2003 y editada por Combra Editores. Además tengo editados otros libros, como «El Emir», (Ed. Unaluna, 2006), «Cardelino, el pajarillo travieso», (Ed. Unaluna, 2008), entre otros.

Y la obra cumbre, de momento en tu carrera de escritor, LOS SITIOS. LUTO DE SIETE CAPAS…

Sí, esta obra ha sido editada por Delsan Editores en 2009 y ha tenido una buena acogida.

Háblanos un poco de ella y dinos que personajes te atraen más de ella y qué peculiaridades resal- tarías en estos personajes.

Hay dos personajes que quiero destacar en mi novela; son José, el protagonista, y el Tío Corola. A José, un niño tierno e inocente, las circunstancias le obligan a olvidarse de su infancia y se hace un hombre de la noche a la mañana, un valiente, capaz de tomar sus propias decisiones, pues sabe muy bien lo que ha de hacer en cada momento. El Tío Corola, aún siendo un típico agricultor aragonés, como la mayoría de sus conciudadanos, sabe adaptarse perfec-tamente a las trágicas circunstancias que ha de vivir en su época, pero además tiene unas ideas muy adelantadas al tiempo en que vive.

Coincidimos plenamente contigo en todo lo que nos has dicho sobre estos dos personajes, pero quisiéramos hacerte una mención sobre el Tío Corola, y la pregunta sería esta: ¿Acaso podría influir en esas avanzadas ideas el hecho de que este personaje jugara con una cierta ventaja, al tener un hijo que era un exitoso arquitecto en la Corte de Madrid y que le podía, en virtud de sus influencias, facilitar una información mucho más fidedigna y puntual que aquella de la que podrían disponer el resto de sus conciudadanos?

Eso es evidente; la información es un poder de tremenda valía para todo aquello que se use y bien manejada puede aportar muchas ventajas, aunque yo siempre he querido mantenerlo en su papel de humilde agricultor, cariñoso y solidario, en especial con la familia de José, que eran sus amigos.

El pueblo aragonés, y en especial el zaragozano,                       hicieron toda una demostración de coraje y generosidad

Como aragonés, mójate un poco y dinos qué piensas de los hechos que narras en tu novela…

Con total sinceridad, creo que fue una pena no haber perdido esa guerra mucho antes, pues, indudablemente, si José I Bonaparte hubiera podido consolidar en España las ideas de la Ilustración Francesa, hubiéramos ganado mucho en cultura; pero, a pesar de que esto no fue posible, el pueblo aragonés, y en especial el zaragozano, hicieron toda una demostración de coraje y generosidad, con una gran solidaridad de por medio y con una increíble valentía…

A Palafox dedicó Ricardo León, un poeta muy significado con el franquismo, unos descalificantes  ditirambos que venían a decir esto: «En el sitio de Zaragoza, Palafox hizo cosas muy feas, y cayó… Cayó, entre sus vergüenzas, cual Caliche en el Puente de Alcolea» ¿Qué opinas de estas rimas?

Sin entrar en más detalles, quiero deciros que la historia lo ha encumbrado mucho más de lo que se mereció, pues ni era tan valiente, ni tan hábil estratega como para salvar a Zaragoza de la invasión. Y sobre su fama, ya se sabe, en la etapa del Franquismo todo lo que sonaba a gesta militar pues era encumbrado rápidamente, aunque algunos no lo compartieran.

Entonces, ¿se ha hecho justicia con Palafox?

Sigo opinando que la historia le ha dado una injustamente merecida fama, que nunca debió corresponderle por sus actos; a este respecto quiero añadir que si Palafox hubiese sido un general valiente y un buen estratega, con el apoyo del pueblo de Zaragoza, se hubiera podido evitar la invasión y el consiguiente derramamiento de sangre. Por ello pienso que no sólo no fue un buen militar, si no tampoco un buen estratega, que no supo dirigir bien aquella contienda…

¿Mereció la pena, en algún aspecto, aquella crueldad y derramamiento de sangre?

En absoluto, nada en este mundo merece un sacrificio humano y mucho menos de 50.000 inocentes que vivían como podían, pues no eran años de economía ni cosechas boyantes. Para mí toda guerra es execrable y, sobre todo, totalmente inútil.

27 semanas entre los 5 libros                                                                   más vendidos en Aragón

Si los franceses hubieran conquistado España, ¿qué hubiera pasado?

Eso nunca podremos saberlo, pero una posible hipótesis sería que no hubiera ido peor que con Fernando VII, y de eso estoy completamente seguro, pero con la particularidad de que si no se hubiese desatado esa guerra, muchas vidas no hubieran tenido un final tan trágico. Yo nunca he sido partidario de regalar mi país a nadie, y menos a los franceses, pero la historia es puntual e irreversible y así sucedió.

Defínanos a los aragoneses…

Por encima de todo, un pueblo generoso y solidario, también valientes ante la adversidad, hasta el punto de dar su vida por ideas como la Patria, la Virgen del Pilar y el Rey.

¿Habrá segunda parte o continuación de LOS SITIOS?

Habrá más novelas, pero estos hechos nunca tuvieron segunda parte.

¿Para cuándo un próximo libro; hay proyectos en marcha?

Por ahora son sólo proyectos; después, Dios dirá…

Volviendo a tu magnífica novela, hemos visto en ella que has realizado un gran trabajo de investigación periodística y además has sabido plasmar ese trabajo perfectamente en el papel, amén de que con los personajes también te lo has currado fuerte; incluso pensamos que te sientes reflejado un poco en alguno de ellos…

Si; es así, aunque no me he querido implicar mucho emocionalmente.

Hablemos un poco del inesperado final de la novela… Nadie se lo imaginaría así…

En eso tenéis toda la razón, ya que las imprevistas e inesperadas circunstancias que se dan en Lorenzo hacen que el final sea atípico y quizás ha sido lo más criticado de esta obra.

¿Qué repercusión ha tenido la novela?

Pues, por ahora, lleva 27 semanas entre los 5 libros más vendidos en Aragón, pero de autores aragoneses y, eso sí, ha recibido multitud de críticas positivas que me han llenado de orgullo.

Queremos concluir esta entrevista agradeciéndote de corazón que hayas tenido la deferencia de venir en persona a presentarnos tu obra; ha sido para nosotros un acto cultural que nos ha abierto un poco más las puertas para conocer Aragón y a los aragoneses y sobre todo que lo hayas hecho en un Centro Penitenciario, mano a mano con nosotros…

Para mí ha sido también un acto  muy emotivo y entrañable el poder estar con vosotros, me he sentido muy arropado y he sentido de cerca el cariño que dais tan generosamente a los que podemos hacer algo por vosotros, aunque sólo haya sido una simple presentación de un libro y, de verdad, entre vosotros me he encontrado muy a gusto; Gracias de corazón…

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

1 comentario

  1. Excelente obra. La recomiendo.

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.