OCA amanecer

La imagen libre

Escrito por: Vicky Calavia

PROYECTARAGON, la muestra de audiovisual aragonés que dirijo y que ha cumplido en el 2010 su IV Edición, viene colaborando desde hace más de un año con el Centro Penitenciario de Daroca.

 Todo comenzó cuando Javier Mesa, educador y director del Taller de cine del centro, me llamó orientado por Mirella Abrisqueta –colaboradora habitual de los talleres de cine y directora del programa de televisión Bobinas-, para consultarme la posibilidad de proyectar uno de los trabajos del taller en la III Edición de la muestra. Se trataba del documental El gitano poeta que finalmente estrenamos en enero de 2010, fuera ya de las sesiones oficiales, pero incluido en los contenidos del festival. La estupenda acogida que recibió por parte del público y los medios de comunicación, así como la enorme ilusión que les hizo a los participantes del corto ver cómo su obra traspasaba los muros del centro para salir a una sala de exhibición de la ciudad de Zaragoza, nos llevó de una forma natural a continuar la colaboración con Javier Mesa y sus chicos, así como con otro centro penitenciario de Aragón, el de Zuera (Huesca), cuyo educador es Carlos Izquierdo.

Este entusiasmo común por fomentar la cultura audiovisual entre los presos, aportarles datos y conocimientos sobre lo que se realiza en Aragón dentro del ámbito del cine y el vídeo, así como sacar fuera de los muros sus propias creaciones para darles visibilidad entre la ciudadanía, se plasmó finalmente en la siguiente edición de PROYECTARAGON, de octubre a diciembre de 2010, bajo el epígrafe de La imagen libre, concretándose en una programa especial de proyecciones para los Centros Penitenciarios de Zuera y Daroca, dos sesiones que abarcaban los siguientes contenidos: Novedades y Estrenos, Voces femeninas, La imagen de la música y la presentación de los cortos realizados dentro del Taller de cine de Daroca.

El programa incluía además el estreno del cortometraje La celda Grunfeld, dirigido por Javier Mesa y Vicente Reig, en el Salón de Actos de la CAI (Paseo Independencia de Zaragoza), con Frisccano Mirsán como magistral protagonista de una historia carcelaria, metáfora de la angustia interior de un hombre golpeado por su conciencia.

A las dos primeras sesiones de cada centro penitenciario acudimos en representación Antonio Abad, director del servicio cultural CAI, patrocinador de la misma, Pablo Ballarín, realizador encargado de hacer un seguimiento audiovisual del ciclo, algunos de los autores de los cortos como Gaizka Urresti o Inma Parra y yo misma.

 Tanto en Zuera como en Daroca, la acogida fue excepcional y cálida, con un alto nivel de interés y participación de los asistentes en el debate posterior a cada proyección. Pudieron ver desde sketchs televisivos de Oregón TV (El coro de la Macrocárcel, ambientado precisamente en Zuera), hasta cortos de ficción con tintes de comedia (El sobrino), o vídeo clips (Septiembre También Llora o Aqueras montañas), pasando por documentales de diferente signo, como Un dios que ya no ampara , Salomé, mármol y tierra, Vente a mi nevera, El pájaro que trae la buena suerte o Los chicos de provincias somos así.

Una experiencia irrepetible que tendrá continuidad en la próxima edición de esta muestra audiovisual, desde la que queremos felicitar efusivamente la labor de estos dos educadores, Javier y Carlos, sin cuyo tesón, trabajo y entusiasmo, los muros de estas prisiones serían algo menos permeables a la cultura y al conocimiento, un camino que conduce siempre a la libertad de pensamiento, el don más preciado.

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como: , , , ,

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.