OCA amanecer

La leyenda de la bella durmiente

Escrito por: Jorge Washington

Al mirar el horizonte de la bella ciudad de Tingo María (Perú), vemos el perfil de la figura de una hermosa mujer sentada de espalda mirando el cielo y cubierta de un manto verde. Es la montaña de la bella durmiente, símbolo natural del Tingo María, ya que la leyenda la identifica como la Princesa NUNASH (princesa de la selva), transmitida de generación en generación. Se habla también de un joven llamado CUYNAC (jefe de la tribu) que atravesando la selva de los Huanucos (tribu indígena) se enamoró de la princesa Nunash.

Los dos llegaron a amarse tanto que él levantó un palacete en un lugar cercano al poblado de los Pachas, al que le puso el nombre de Cuynac en honor a su amada. Vivieron tiempos felices rodeados de sus vasallos, pero su felicidad quedó truncada cuando fueran atacados por el padre de la princesa, llamado Amarú, convertido en un monstruo en forma de culebra. Cuynac se valió de su hechicería y convirtió a Nunash en mariposa y él se transformó en piedra. Ella, en su nuevo estado de mariposa, voló hacia la selva y retornó con ayuda para combatir al monstruo Amarú.

Los enemigos fueron vencidos. Cuynac, entonces, trató de recuperar su forma humana sin conseguirlo, pero ella sí pudo volver a su forma primitiva y buscó inútilmente a Cuynac. Cansada, se sentó cerca de la piedra en que Cuynac quedó convertido y se quedó dormida. Mientras dormía escuchó en sus sueños la voz de su amado que decía: ” amada no me busques, mi voluntad fue pedir a los dioses que me convirtieran en piedra y mi pedido fue complacido; y ahora soy sólo una piedra destinada a permanecer en este estada toda mi vida. Si tú, en realidad, me has querido y me sigues queriendo, deseo que permanezcas a mi lado toda mi vida sobre esta cerro y en las noches de luna aparezcas ante la mirada de la gente como la mujer en actitud de estar dormida”. Nunash, siempre en sueños, aceptó la propuesta de su amado y quedó convertida en piedra, lo que hoy es la figura de la bella durmiente.

La ciudad de Tingo María se ubica
en el centro oriental de Perú

La ciudad de Tingo María se ubica en el departamento de Huanuco en el centro oriental del territorio de Perú. Es la puerta de entrada a la Amazonía peruana. El clima es cálido y húmedo (tropical), su temperatura promedio es de 30º, el calor es intenso en el día y disminuye en las noches, las precipitaciones pluviales, con mayor frecuencia, se dan durante los meses de diciembre hasta abril. Tingo María se considera como una de las zonas con mayor frecuencia de lluvias en el país.

La superficie de Tingo Maria es de 4.395.46  km2. Cuenta con una población aproximadamente de 50.000 habitantes y también tiene diferentes atractivos turísticos:

el parque nacional de Tingo María
el jardín botánico
el parque nacional de la cordillera azul
la cueva de las lechuzas
las cataratas de Santa Carmen
el velo de las Ninfas
la catarata de Gloria Pata
la catarata de San Miguel
la laguna del milagro
y el cerro de San Cristóbal

La festividad que se celebra en toda la región es la de San Juan el dia 24 de Junio, en que es tradición ir a las orillas de los ríos por la creencia de que las aguas están bendecidas por San Juan Bautista; en ese día se consumen Juanes y Chicha de maíz.

Para poder llegar a Tingo María podemos ir de la capital (Lima) en autobús, doce horas de viaje o por vía aérea en tan solo 40 minutos.

Además, Tingo María cuenta con varios centros de estudios superiores (universidades), entre los que podemos mencionar la universidad nacional agraria de la selva (UNAS), una de las mejores a nivel nacional, las facultades de agronomía zootecnia y de recursos naturales.

La economía principal de Tingo María es la ganadería y la agricultura. Es el mayor productor de plátanos de distintas variedades a nivel nacional; en ganadería, podemos mencionar la crianza de ganado vacuno de raza cebú y el búfalo.

 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

4 Comentarios

  1. Se echan en falta más imagenes.

  2. Una observación: “estar sentada de espaldas” no es igual a “estar echada”. La imagen es de ‘una mujer echada” sobre su espalda, O “estar dormida sobre su espalda” que sería una forma descriptiva mas exacta. Saludos y disculpen mi intromisión.

  3. Muy buena leyenda

  4. Que buena leyenda de la bella durmiente de Tingo María es una leyenda interesante

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.