OCA amanecer

E-books

Escrito por: J. Fernando García

En el transcurso de este artículo, daremos uno de los paseos más complejos e interesantes junto a los entretenidos, y por que no, ya también imprescindibles aparatos de reproducción y procesamiento digital.

Se verá el cómo, el cuánto y, más importante, el para qué de los «e-reader», o lectores de libros electrónicos, en adelante «e-Books», pero también aclararemos las posibilidades que nos aporta el mercado en cuanto a otros dispositivos, tanto de trabajo como de ocio, ya cotidianos en el día a día, que se convierten en algo tan imprescindible, pero a la vez innecesario como el mando de la televisión.

Es el caso de los llamados «smartphone» o teléfonos inteligentes, capaces de unificar en un único dispositivo, cámara digital, agenda, reproductor de audio y video, también «e-readers», y, cómo no, navegar por la red y, claro está, hacer llamadas telefónicas tradicionales. Con este concepto de movilidad pero con mayor funcionalidad, «Asus» puso en el mercado un producto conocido como «Netbooks» es decir mini portátiles de bajo coste; éstos rondan entre los 300€ y 400€, eso si con una pantalla entre 9” y las 11” dependiendo modelo y fabricante.

Y ahora la empresa Apple nos pone en la mano el iPad  y nos lo vende como gran novedad. Grande es, ¿pero novedad?, que alguien me enumere alguna función que no haga ya algún dispositivo, en especial su hermano iPhone. Claro el IPad tiene la pantalla más grande, pero en este mundo el tamaño no importa,  ¿O sí?

Los usuarios pedimos simplicidad y funcionalidad. O acaso uno se imagina al ciudadano como los vaqueros del viejo oeste, cargados de mochilas para acarrear con todos los dispositivos electrónicos, móvil, mp3, mp5, portátil, iPad, iphone, el mando del garaje el …, yo qué se; si parece que en vez de ir adelante fuésemos hacia atrás. Son tantas alternativas que uno ya no sabe qué elegir. Bien, éstas serán las pautas y consejos de qué necesitas, cuánto, cómo y cuándo.

Los usuarios pedimos
simplicidad y funcionalidad

Ahora, cada día se pone más de manifiesto la necesidad de tener un libro electrónico, más bien un lector para disfrutar de la literatura en formato digital. Algunos en un principio pensaban que esto era una moda pasajera y que con el tiempo se olvidaría; pues debo decirles que no es así y que la tecnología está madura. Las empresas se están adecuando a la evolución y a los nuevos tiempos que corren.

Estos «e-Books», les conoceremos así al aparato físico, es decir al lector, ya que al igual que el mp3, con el día a día, con nombrar “pásame el Mp3”, todos entendemos a qué nos referimos, al aparato reproductor. Ahora sucederá igual con los lectores de libros electrónicos, «Tengo un e-Book, ¿Has visto cuantos libros llevo?

No es una crítica, hacia el libro tradicional, sí comentar que la llegada de estos «e-Books» supondrá toda una revolución al modo actual de leer, ya que una, entra tantas ventajas será la de poder hacer anotaciones sobre el mismo libro a modo de recordatorio o futuras puntualizaciones; también los más aficionados a la lectura, que van de aquí para allá con su libro, cuando se encuentre en el metro tendrán la tranquilidad de que por ese empujón fortuito al pasar de página ésta no se le romperá, y para los más concienciados con el medio ambiente, sabed que no hace falta talar árboles para la publicación de un e-book.

El coste de éste frente a los escritos está sobre 1,50 €, aunque aquí hay que reseñar que dependiendo de la forma de adquirirlo, ya que si es de forma descargada de librería virtual el i.v.a. será del 18 % frente al 4 % en cualquier otro formato, cd, memoria USB.

A la hora de tener que elegir un e-book, nos interesa saber que diferencias técnicas hay entre unos y otros, y sobre otras alternativas, que las hay, para la lectura, tanto de libros como de prensa digital. Bien la primera y principal característica de estos dispositivos, frente a cualquier otro conocido con pantalla, es la tecnología empleada, ya que ésta es la conocida «tinta electrónica» y no los tradicionales L.C.D..

Tengo que aclarar que la gran diferencia de tecnología consiste en que la tinta electrónica, para la representación de palabras no precisa de luz, lo que es decir que refleja la luz ambiente del mismo modo que lo hace el papel y la tinta depositada en él. De este modo la duración de las baterías no se medirá en horas, sino en pasos de página, ya que aquí es cuando el aparato requiere de energía, por lo que la duración de su batería quedará marcada por la velocidad propia de la persona que realiza la lectura, lo rápido o lento que sea pasando páginas, pero como media los actuales e-books tienen una duración de 8.000 pasos de página.

Lo que estamos buscando es un e-book
y no ir cargados de aparatos

Ahora, todos podríamos pensar que entre un e-book y otro no hay diferencias técnicas y sí de funcionalidades, pues tengo que hacer saber que respecto a las características técnicas a primera vista parecen todos iguales y que cualquiera nos puede dar el servicio de reproducir un libro digital. Sí, todos están capacitados para tal función, pero la diferencia reside en la experiencia y la interacción con la lectura, ya que unos lo harán con una tonalidad de cuatro grises, el más sencillo, hasta el los 16 tonos de los mas avanzados. Luego está si tiene una función «texto hablado», es decir que el propio e-book nos leerá el texto, eso sí de momento sólo en ingles, aunque podremos elegir entre una voz de hombre o de mujer. Ésto parece absurdo para el avance de la lectura, pero justamente es cuando tenemos que pensar en las personas con algún tipo de discapacidad visual o de otro tipo que facilitará la lectura. Aquí nos referimos al «kindle» de amazon.

Otros e-book, para reclamar al usuario empiezan a dar otro tipo de funcionalidades digitales, como reproducir imagen, audio y video, como pueden ser los eBook de Inves o Cooler. Ésto no hace nada más que encarecer el producto, pero si lo que buscamos es realizar nuestra pasión, de la lectura de un buen libro, sin más virguerías, con uno sencillito nos sobra el ofertado en Grammata. Para esas necesidades más extensas, el mercado ya pone otros productos como los netbook, portátiles y sin ir más lejos el iPad de Apple.

Pero si en realidad lo que estamos buscando es un e-book y no ir cargados de aparatos, por que ese es el objetivo de la tecnología, facilitar un poco las cosas y hacerla más accesible. Nos sobran las pijadas y  cuatro son las reglas que tendremos que tener en cuenta a la hora de elegir nuestro e-book.

1. La relación de grises, (recuerda entre 4 y 16), con 8 será suficiente y el precio será más comedido.
2. La facilidad de manejo, es decir, la simplicidad de las operaciones a realizar, ya tanto, como tomar notas en el texto, como si se tratase de un documento realizado en Word y formatos soportados.
3. Si tiene conexión wi-fi o 3G para facilitar la carga y descarga de documentos.
4. Claro está, el presupuesto que nuestra economía nos permita.

Pero esperando el momento adecuado, buscando, seleccionando y quedándonos con lo que sólo precisamos, en la actualidad no habrá que desembolsar más de 200€, pero seguro que para estas navidades habrá una guerra de ofertas para asegurarse de que el e-book sea el regalo de estas fiestas.

Otra de las preocupaciones a la hora de dar este paso es la facilidad y variedad sobre distintos títulos, bien es cierto que títulos en lengua castellana, que por ahora  es más limitada que en inglés, aunque la tendencia está cambiando. Sin ir más lejos siete de las principales editoriales españolas se han unido en un portal bautizado  «libranda.com» que está creado para realizar un servicio como intermediario entre el usuario y la «librería virtual», en breves fechas aspiran a poder ofrecer más de 10.000 títulos en castellano.

Siete de las principales editoriales españolas
se han unido en un portal bautizado  «libranda.com»

Por los demás detalles, déjate guiar por tu instinto y decide si lo que te ofrece el vendedor te convence y si de verdad es lo que buscas y lo que pides a un e-book ya que la velocidad del procesador, capacidad de memoria interna, son todos semejantes: 400 Mhz de procesadores Samsung A.R.M. y 1 GB de memoria, lo demás ya sobra.

Si con todas estas repisas técnicas y humanas aun te planteas si dar o no el paso a la forma de leer un libro, en el cuadro siguiente obtendrás más datos que te ayuden a decidir; si por el contrario prefieres tu viejo libro, rompe huesos (si no que se lo digan a las espaldas de nuestros niños cuando cargan la mochila).

En definitiva los e-book están aquí, han venido para quedarse y convivir con la tradición, donde ésta da paso a la tecnología. Si no me creéis, un dato, Amazon, líder y pionero en esto de los libros digitales anunció que ya en junio se vendía un libro y medio en formato digital frente a uno del formato tradicional.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.