OCA GLACIACION

La violencia en los medios

Escrito por: David

Recuerdo que cuando era pequeño el hecho de que a la hora de la comida en las noticias de la televisión se mencionaran las palabras “… las imágenes que les vamos a ofrecer a continuación pueden herir la sensibilidad de algunas personas…”, ya nos afectaba. Y era cierto, bastaba con ver las imágenes de terremotos, hambre, personas sufriendo, actos violentos… para que inmediatamente la gente dejara de comer y se le quitara el hambre para un buen rato. Sin embargo, hoy en día, al escuchar esas mismas palabras (si todavía se dicen) la gente ya no deja de comer, les deja, por decirlo así, indiferentes.

Hemos llegado a un punto en el que estamos sobresaturados de toda esa violencia. Podemos encontrar cómo a través de la televisión se nos muestran imágenes cada vez más grotescas, peores que hace unos años, y no nos inmutamos, al menos un porcentaje de la población, ya que todavía quedan personas que sienten y empatizan con esos actos crueles e intentan ponerles freno.

Esto que ahora escribo lo podemos comprobar no sólo con las noticias de la televisión, sino más fácilmente con Internet. Vamos a realizar un pequeño experimento para ver a lo que me refiero, piensen y respondan las siguientes preguntas: ¿Alguna vez han buscado o simplemente les han enviado videos graciosos en la red? De esos videos que son graciosos ¿cuántas veces alguien sale haciéndose daño como golpes, caídas…? ¿Han entrado en las denominas redes sociales y han visto los vídeos que muchos ponen en ellas?

Para serles sincero, al hacer estas preguntas estoy pensando en un trabajo que  realicé para una de mis clases, en la que me dediqué a investigar sobre la violencia en los medios de comunicación y me encontré algo tan increíble como gente que había puesto en Internet un vídeo en el que un padre estaba enseñando a disparar a su hijo. Ya sé, muchos pensaréis que es algo normal, sobre todo entre cazadores y personas que viven de ello, el que se le enseñe a una persona a disparar; pero lo que me llamó la atención de ese vídeo es que su hijo sólo tenía 3 años de edad. Investigando un poco  más encontré un artículo de periódico en el que un hombre le había hecho el carnét de Socio del Club del Arma a su nieto que acababa de nacer.

Intenten pensar una cosa, ¿cuándo realmente
nos escandalizamos ante una noticia?

Sabiendo mis compañeros de qué era mi trabajo, muchos empezaron a redirigir y mandarme aquellos correos que les llegaban o que ya tenían  sobre el tema. Me encontré con el correo saturado en muy poco tiempo; cuántos mensajes se mandan acerca del tema, por ejemplo, mensajes sobre accidentes de tráfico en los que para concienciarnos sobre los peligros de conducir rápido o bebidos (o la combinación de ambas) ponen a una persona sesgada por la mitad a la que se le pueden ver los intestinos.

Un inciso,  el que cuente todo esto no quiere decir que esté en contra  de utilizar ciertas imágenes para concienciar a las personas. Lo que yo planteo aquí es el abuso de esas imágenes que provocan que estemos saturados y que nuestro nivel de tolerancia hacia la violencia sea cada vez mayor y que se necesiten imágenes cada vez más duras para que nos sintamos mal.

Si no me creen lo que les digo, intenten pensar una cosa, ¿cuándo realmente nos escandalizamos ante una noticia? El hecho tiene que ser realmente violento para que nos “manifestemos”. Pero muchas veces nos olvidamos en seguida, le damos una gran importancia al principio que, poco a poco, va disminuyendo, salvo que realmente nos sintamos implicados en el tema, bien porque nos pasa a nosotros, bien porque conocemos a la persona afectada y nos sentimos vinculados a ella.

Otro punto en cuanto a la importancia lo podemos ver en los jóvenes de hoy en día y los videojuegos. La mayoría de ellos requieren que haya que ir matando a las personas para conseguir los objetivos… Esto lo que provoca es que si el muchacho es muy joven llegue a ver normal esa forma de actuar y la acabe llevando a la vida diaria, si no aprende a distinguir entre el juego y la realidad.

Para terminar quiero dejar una cosa clara, aunque este artículo hable sobre la violencia y cómo se nos bombardea con ella, incluso desde pequeños, no quiero hacer una apología en contra de ella. Como ya he mencionado, estoy de acuerdo en que un poco de violencia puede resultar beneficioso, como medio de sensibilización…  Lo que intento decir con este artículo es que seamos críticos con toda esa información que nos llega y que ayudemos a que otros lo vean, como los más jóvenes que por su inexperiencia pueden llegar a confundir las cosas. Como ya hemos visto por la televisión a todos estos jóvenes, y no tan jóvenes, realizando auténticas atrocidades como mero divertimiento. Espero y deseo que este artículo haga que las personas reflexionemos sobre el tema.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.