OCA amanecer

Para sentirse mejor, no hay nada como escribir

Escrito por: Chus

Escribir sobre nuestros pensamientos, emociones, inquietudes, tristezas, anhelos… en definitiva, todo lo que llevamos dentro es una herramienta terapéutica de primer orden. Los psicólogos especializados en esta técnica coinciden en que no sólo ayuda a superar dificultades, sino que es beneficioso para nuestra salud física y hace que nos sintamos bien con nosotros mismos.

No hace falta alta literatura o manuales de gramática. Me refiero a la escritura cotidiana, cartas, apuntes, notas de amor, de experiencias, escritos en diarios, etc.

El psicólogo estadounidense James Pennebaker, especialista en los efectos terapéuticos de la escritura y profesor de la Universidad de Texas, se especializó en la unidad de traumas y comprobó que quien escribía sobre sus experiencias traumáticas presentaba menos síntomas que quienes no lo hacían.

Los resultados fueron sorprendentes. Los que habían escrito sus pensamientos tenían mayor número de linfocitos T en la sangre, es decir, sus sistemas inmunitarios funcionaban mejor que los de las personas que no lo habían hecho. Otros estudios han evidenciado que escribir ayuda a mejorar enfermedades como el asma o la artritis reumatoide.

En definitiva, podemos decir sin temor a equivocarnos que escribir ayuda a pensar con mayor claridad, a resolver problemas y traumas que interfieren en nuestras vidas, así como a tener menos problemas físicos que otras personas. De modo que… ¿por qué no lo intentas?

Los que habían escrito sus pensamientos
tenían mayor número de linfocitos T en la sangre

Busca un lugar y un momento tranquilo, lo ideal sería al acostarte. Empieza por un cuarto de hora cada día. Escribe sobre lo que quieras, hazlo sin parar, no te preocupes por la ortografía.

Puedes escribir sobre tu posible “mejor yo” describiendo un escenario en el que te sientas feliz, haciendo lo que quieras hacer y siendo lo que desees ser , verás como se eleva profundamente tu ánimo. Al igual que si escribes sobre tus metas, verás que es mucho más probable que las logres.



 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

2 Comentarios

  1. Totalmente cierto, tanto la influencia del pensamiento y la alegría sobre el riego sanguíneo, así como la creación a la larga de un mundo ideal, que también afecta a nuestra salud.

  2. Totalmente cierto, y creo que hablo por experiencia propia, tanto personal como compartida.
    Hace más o menos un año que empece una actividad en un centro penitenciario de Barcelona (BR-1) y la función que se cumple es precisamente de lo que habla el post en cuestión.
    Les invito a que visiten el blog del taller y comprueben, lo enriquecedor que es crear y compartir, tanto tu forma de pensar, como tus fantasías literarias.
    Un cordial saludo, Antonio (Oswen)

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.