OCA amanecer

Los cerezos en flor y el ritual del Hanami

Hanami (花見, lit. “ver flores”) es la tradición nipona de observar la belleza de las flores, pero por lo general se asocia esta palabra al período en que florecen los cerezos y en el que los japoneses acuden en masa a parques y jardines a contemplar los cerezos en flor.

De finales de Marzo a principios de Abril, los cerezos florecen por todo Japón, de sur a norte acorde a los distintos climas existentes en las diversas regiones. Los primeros cerezos del año florecen en las islas de Okinawa a principios de marzo (la región más meridional) y los últimos en la isla de Hokkaido aproximadamente la última semana de abril (la región más septentrional).

De esta fiesta reconocen muchos japoneses
que han salido muchos matrimonios

Actualmente, el momento en el que florecen los cerezos es muy esperado en Japón, es la excusa perfecta para un picnic en un parque mientras se contemplan las flores, con la familia, con los amigos durante la adolescencia y muy común con los compañeros de trabajo; muchos japoneses aprovechan la festividad del hanami para iniciar el cortejo con alguna compañera de trabajo, y de esta fiesta reconocen muchos japoneses que han salido muchos matrimonios. Incluso las empresas organizan comidas bajo las rosadas ramas de los cerezos, teniendo reservado un buen sitio donde sentarse con días de antelación.

A este período, en el que los cerezos florecen, se le llama Hanami, y es anunciado por la oficina de meteorología cada año. Las flores del cerezo suelen caer muy pronto. La flor del sakura es delicada y con el viento enseguida cae. Así, se puede disfrutar de su belleza y al caer en su plenitud, no da tiempo a verla marchitar.

Esto guarda relación con parte del código samurai en Japón. Es más, el emblema de los guerreros samurai era la flor del cerezo. La aspiración de un samurai era morir en su momento de máximo esplendor, en la batalla, y no envejecer y “marchitarse”, como tampoco se marchita la flor del cerezo en el árbol.

En Japón, la flor del cerezo (y, en menor medida, la del ciruelo), tienen un significado importante. Para los samurái, era su ideal: los guerreros esperaban morir mientras mantenían su esplendor, en la batalla, y no envejecer, igual que la flor del cerezo (sakura, en japonés) cae del árbol antes de marchitarse, empujada por el viento. Además, hay una leyenda que cuenta que en un principio, las sakuras sólo eran blancas. Pero el seppuku (suicidio ritual para evitar la deshonra) que un samurái o un miembro de su familia cometía, solía realizarse delante de un cerezo. Por ello, según la historia, las flores del cerezo comenzaron a tornarse rosadas, debido a la sangre que absorbía el árbol.

Existen dos variedades del sakura, una en blanca y otra en un tono rosa pálido. La flor del sakura permanece durante todo el año, excepto en la primavera, recubierta por hojas verdes y oculta hasta esta estación en la que realizan su aparición y redecoran año tras año las calles de Japón con una “vestimenta” blanca/rosa. Para ver las variedades de cerezo en flor 2011 os recomendamos el link http://www.nekotabi.es/hanami-2011-variedades-de-cerezos-en-flor/2856.

La leyenda de la flor de Sakura durante la Era mejí cuenta que, en Japón, era muy común que se fuera a buscar a las casas a los mejores samuráis que había sin importar lo viejos que fueran. Durante años se mantuvo una guerra que se cobró numerosas vidas. En esta época florecían los árboles de Flor de cerezo o flor de ciruelo. Entonces, no era de extrañar que las mujeres casadas con samuráis se quedaran solas, por lo que se estableció una ley en la que se le prohibía a la mujer casada de un samurai en batalla que se viera con otro hombre que no fuera de su familia.

La ley establecía que cualquier mujer sería libre de casarse o juntarse con amigos si ésta probaba que su esposo había muerto en combate. Curiosamente en registros nunca se encontró ninguna mujer ejecutada por esta ley, y sin embargo se encontraron tantas muertas como samuráis de distintas zonas. Ninguna de estas mujeres fue asesinada, ellas mismas lo hacían con el nombre de su esposo muerto en batalla si este era un samurai. Esto siempre lo hacían frente a un árbol de flor de cerezo que con la sangre que absorbía se fue tornando rosada. Siempre que salía un samurai de su casa se sembraba un árbol de Cerezo en su honor o por si llegaba el fatídico momento.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

1 comentario

  1. Hola,
    Para la predicción de floración del cerezo, allí esta aplicación en el smartphone : http://www.cheriblossom.com

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.