OCA amanecer

Comentando la prensa

Escrito por: Guillermo

En la pasada reunión de la revista del centro tratamos un tema bastante espinoso. Comentamos un artículo que publicó el Diario de Navarra, donde varias asociaciones sindicales denunciaban que “grandes firmas de Obras Públicas están subcontratando cada vez más empresas de otras comunidades, incluso a empresas portuguesas, debido a que ofrecen precios más competitivos“.

Obras públicasHasta aquí parecería que no hay problema, que todo sería consecuencia del sistema económico actual, de la globalización y que así como muchas empresas de aquí van a otras partes, es normal que otras vengan aquí, mercado abierto de oferta y demanda, situación que sucede con empresas de todo el mundo, si hemos apostado por ese sistema y estamos en un mercado común (donde hay libre circulación de factores productivos), debemos, pues, aceptar esas reglas de juego. Además “aparentemente” todo es normal y legal, es decir, no hay inmigración ilegal, trata de trabajadores, economía sumergida, etc., etc.

Pero si resulta que la denuncia de las asociaciones sindicales viene motivada por dos razones: la primera, que en la actualidad existen mas de 5.300 parados en el sector de la construcción en Navarra y la segunda, que no todo es tan legal como parece, es decir, se incumple el convenio sectorial, se paga menos a esos trabajadores (de otras autonomías y portugueses), los cuales trabajan más horas, viven muchos en un mismo piso, les dan la comida y les descuentan del sueldo, etc….entonces, entramos en la situación económica, social y humana de los parados navarros y en la situación laboral de los portugueses.

Ese crecimiento sostenido debe ir acompañado
de una mejora en la situación de la ciudadanía

No olvidemos que la economía nos dice que para que exista desarrollo, no sólo debe crecer el producto interior bruto, sino que ese crecimiento sostenido debe ir acompañado de una mejora en la situación de la ciudadanía, mejor educación, salud, vivienda y trabajo. Pienso que esto no se cumple en este caso ni en otros muchos en el mundo actual. Acabamos de ver las manifestaciones del pasado sábado 15 de Octubre en muchas ciudades españolas (Madrid, Zaragoza, Barcelona, Valencia…) y en muchas del mundo (Nueva York, París, Roma, Bruselas, Tokio…) más de novecientas manifestaciones donde personas de diferentes edades, sexo, ciudadanía y creencias protestaban por y contra la tiranía de los mercados. Algo o mucho, nuestros dirigentes están haciendo mal.

15 de octubreCarezco de libertad física para hablar con las partes del caso que nos ocupa, los dueños de las empresas, el gobierno que las contrata, los trabajadores de otras comunidades y portugueses, y los trabajadores navarros que están en el paro. Pero sí tengo libertad para imaginarme qué diría cada uno. Por un lado los empresarios” que buscan un beneficio para sus empresas amparados por las normas y leyes actuales”; el gobierno “que busca lo mejor, dada la situación económica actual”; los trabajadores de otras autonomías o portugueses “que son empleados de una empresa, cobran un sueldo y van a donde tengan que ir”; y por último los trabajadores navarros en paro, me contarían las necesidades que están viviendo y la injusticia que se comete con ellos, les privan de un trabajo que necesitan, y más cuando son obras públicas pagadas con los impuestos de los ciudadanos y residentes navarros.

No se trata de xenofobia, como explican los sindicatos, y lo creo, porque estoy seguro de que en ese número de parados navarros hay muchos inmigrantes nacionalizados o con documentación legal (permiso de trabajo), que residen aquí y más en el sector de la construcción. Creo que se trata de una petición social, humana y justa. Con lo fácil que sería que en esta situación, en la que el trabajo no sobra, y que éste, no es privado sino público y pagado con impuestos navarros, se diera para esos 5.300 parados. Pero no; nos gusta buscarle tres pies al gato, uno más de los problemas y sinrazones que creamos los humanos, y lógicamente por el dinero que casi todo lo cambia, y como dice el dicho “no da la felicidad pero sí la compra”. O como sucede con el corazón que también alguien dijo “el corazón tiene razones que la razón no entiende”.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Los comentarios están cerrados.