OCA GLACIACION

La amenaza de los dos dígitos

El fútbol moderno parece querer volver a sus orígenes, cuando las diferencias entre los clubes eran abismales y se conseguían resultados de escándalo. Fue después de la guerra civil cuando los periódicos comenzaron a destacar los partidos de fútbol, la quiniela asomó como una ilusión en la pobreza de un país en ruinas, el Real Madrid y el FC Barcelona se perfilaron como la alternativa balompédica en la Liga y en la Copa y la radio asomó con fuerza en millones de hogares.

La amenaza de los dos dígitosEn esa época, entre 1940 y 1952, se produjeron las goleadas más abultadas del torneo, cuando el Sevilla y el Athletic lucharon por romper la bicefalia interesadamente implantada en el fútbol nacional. Antes, en la temporada 1930/31, el Athletic de Bilbao logró el marcador más humillante de la historia, al romper la meta del Barça con un 12-1 jamás repetido. Una anécdota con el vizcaíno Bata como máximo goleador con siete tantos y con el meta Lloréns abandonando el campo entre lágrimas.

Hubo que esperar diez años para que, otra vez el Barcelona, cayese con estrépito en un estadio. Fue en la primera jornada de liga, contra el Sevilla. Se adelantó el equipo catalán y Campanal fue el héroe de la jornada con cinco tantos convertidos. Fue la época donde se consiguieron la mayoría de las goleadas con dos dígitos. Desde entonces hasta 1951 el Sevilla le hizo un 10-3 al Valencia y un 10-0 al Oviedo; el Athletic le metió 10-0 al Celta y al Lérida y 10-1 al Real Zaragoza; el Barcelona y el Celta le endosaron otro 10-1 al Nástic en una misma campaña, mientras que el Deportivo repitió ese mismo resultado contra el Lérida.

El fútbol moderno parece
querer volver a sus orígenes

Después, un parón de casi una década para que en la temporada 1958/59 el Real Madrid derrotase por 10-1 a la UD Las Palmas y en la siguiente, 11-2 al Elche. Esta ha sido la última goleada de dos dígitos de la Liga.

Athletic 1931Ahora, la voracidad del Real Madrid y el FC Barcelona facilitan la posibilidad de que se repita esa opción. Los dos clubes están muy por encima del resto y cuentan con dos jugadores que rivalizan en capacidad realizadora, aunque sean muy diferentes en la concepción del juego. Cristiano Ronaldo y Lionel Messi son insaciables, quieren jugarlo todo y no tienen piedad con los guardametas adversarios. El año pasado el equipo catalán ganó 0-8 en Almería y el merengue 8-1 al equipo andaluz en la última jornada, bajando escocido a Segunda. Y esta temporada el Real Madrid le hizo ya un 0-6 al Real Zaragoza en agosto en la Romareda y un 7-1 a Osasuna en el Bernabéu. Los navarros también sufrieron la trituradora del Barcelona que les metió 8 en el Camp Nou.

Vamos, que en cualquier momento podremos volver a registros de hace más de cincuenta años con la particularidad de que ahora se podrá contemplar a través de la pequeña pantalla. La voracidad de los operadores televisivos, la pésima gestión de los clubes y la codicia de la Liga de Fútbol Profesional han favorecido esta quiebra económica y deportiva que puede terminar con el fútbol tal y como lo entendemos.

 

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como: , , , ,

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.