OCA amanecer

Ojos que nos tocan en un vaivén (1)

 La organización “Mujeres tras las rejas” desarrolla intervenciones socio educativas en el Instituto de recuperación de Mujeres-unidad 5 de Rosario, desde el año 2005. Sosteniendo un ideario de inclusión y con el fin de atravesar los muros para romper la exclusión, instamos a construir un espacio de radio que permitió a las mujeres hablar por sí mismas.

Mujeres tras las rejasDe los organizadores del XIX Festival Internacional de Poesía de Rosario surge la propuesta de incorporar la radio en encierro como espacio de encuentro y lectura entre poetas y mujeres privadas de la libertad. De allí nace la convocatoria de la Lic. Graciela Rojas, coordinadora del taller de radio, a la Psicopedagoga Barbara Faur, quien conduce el “Taller de Alfabetización”.

Bárbara dice: “En este hermoso encuentro conocimos una persona que nos dio la posibilidad de soñar con la idea de tener un libro propio. Edgar Pou fue quien nos alentó a pensar que esto podría ser posible.

Desde ese momento comenzamos a escribir mucho más, tomamos diferentes textos como puntos de referencia y lo que más tomamos fueron los sentimientos de ellas, pues de allí surgen los impulsos de estos escritos y es a eso a lo que queremos darle trascendencia.

El poder escribir implica poder dejar una marca y significa empezar un cambio en la mirada de ellas mismas, transformándose ellas a través de sus creaciones en nuevas portadoras de conocimiento, ese aliento ancestral que viene de la poesía”.

 

Cuántos momentos

Cuántos momentos nos tocan vivir en la vida, cuantos momentos de tristeza, de dolor, angustia. Y estos son los momentos que nos ocurren con frecuencia.

Son muy pocos los momentos en la vida que nos dan felicidad, o quizás un poco de felicidad, porque siempre falta algo para completarla.

Pero no por eso pensamos que la felicidad no existe, sino que tenemos que seguir con esperanza de que algún día, en algún lugar la vamos a poder encontrar y sobre todo disfrutarla.

Pitu 

Corazón maravillado 

Sé que es difícil aceptar ciertas cosas

que creemos que no deben suceder

y cuando suceden nos invade una tristeza. 

Pero son parte de la vida, 

lo que no te mata te fortalece. 

El dolor es la ruptura del corazón 

que encierra tu entendimiento.

Si pudieras mantener tu corazón maravillado

ante los milagros diarios de tu vida

tu dolor no te parecería menos maravilloso que tu alegría.

Mariela Gómez

 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.