OCA GLACIACION

El holandés

Escrito por:  Fernando Santos

El holandés, errante, viejo como el mar -con tantas lunas de salitre en su piel- suspiró mientras acariciaba la borda de la goleta que rompía con estrépito el oscuro mar. Crujían las cuadernas y el viento, ese viento que tanto amaba, le lanzaba olas de espuma que empapaban su rostro. La estrella polar cada vez se le hacía más grande. Aquel mar se le antojaba nuevo, desconocido, misterioso como el corazón de las mujeres que había amado. Había zarpado de Amberes en la tibia primavera. Sin querer, surcaba los mares de hiperbórea en aquellos fiordos profundos, con paredes que parecían tocar el cielo, donde navegaron los dioses; musitó una oración, breve, que aprendió en el regazo de la madre. Quemó la nave y con ella besó el abismo del mar.

El holandés errante

 * 1º Premio categoría Microrrelato en el Certamen ”Picapedreros” de Poesía, Guión y Microrrelato 2012 para centros penitenciarios

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como:

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.