- La Oca Loca - http://www.revistalaocaloca.com -

Ojos que nos tocan en un vaivén (3)

Posted By Rosario (Argentina) On 14/01/2013 @ 09:00 In El sueño de | No Comments

Madurez

Escrito por: Pato

Quién diría que la madurez llegaría para darte otra oportunidad de amar. De volver a sentirte joven con ganas de querer y ser querido, con volver a tener proyectos nuevos, distintos y convertirlos en realidad.

Madurez: me siento completo, fuerte y deseoso de brindar todo mi cariño y mi ternura, que la tenía escondida en un rincón de mi corazón, que a mi edad quién diría que volvería a sentirme tan bien. Y por primera vez en la vida podía pensar en mi felicidad. Obviamente tengo unos hijos que ya pueden depender de sí mismos, los crié, les di todo lo que necesitaban. Han crecido y pronto formarán su familia. Eligieron estar con su madre, no por eso van a dejar de ser mis hijos y no los voy a dejar de amar.

Ahora me toca vivir mi amor con ella, que me espera y que me ama y que me necesita. Jamás la voy a dejar porque la amo y voy a hacer todo por ella porque ahora es mi mujer. La voy a consentir, respetar, amar y nunca le voy a faltar y, ¿sabés por qué? Maduré porque la amo.

 

Mi sentimiento por Alan

 

Mi mayor regalo no fueron rosas

arregladas en mi cumpleaños.

No fue una canción que provoca mi llanto,

no fue una poesía con hermosos versos,

no fue una cena romántica a la luz de las velas.

 

Mi mayor regalo no fue un paso por la luna,

no fue una estrella del cielo,

no fue un arco iris con sus nubes,

no fue un rastro de un cometa,

no fueron mis ojos,

no fueron mis manos,

no fueron los labios con los que te regalo un beso,

no fueron mis oídos, no fueron mis sentidos.

 

Aunque todo eso agradezco, mi mayor regalo no fue eso.

El mayor regalo que he recibido es este ángel del cielo que llamo mi HIJO.

La rosa más bella, la mejor estrella,

la canción y poesía que le da sentido a mi vida,

que me lleva a la luna para alumbrar sus noches,

que pinta mi vida de colores,

que llena mis ojos de alegría,

que derrite mis manos,

que toca mi corazón suavemente con su amor.

 

Mi regalo eres tú, MI HIJO BELLO.

Te ama, tu mamá.


Article printed from La Oca Loca: http://www.revistalaocaloca.com

URL to article: http://www.revistalaocaloca.com/2013/01/ojos-que-nos-tocan-en-un-vaiven-3/

Copyright © 2011 Revista La Oca Loca. Todos los derechos reservados.