OCA GLACIACION

Cartelera cinematográfica: “Lincoln”

Durante la segunda mitad del siglo XIX,  EE.UU. era un país atípico, fuera de Europa y sin ninguna importancia dentro de la política internacional. Pero internamente es el periodo de sus mitos fundacionales que, una vez convertido en un imperio, se dedica a magnificar y falsear.

LINCOLNCentrar al personaje de A. Lincoln como un adalid de los derechos humanos, ganando una cruenta guerra civil, para liberar a una población negra es algo que solo puede tener un significado simbólico para el mismo país que hasta la década de los 70 mantenía una clara segregación racial. Y todavía en la actualidad.

Que Lincoln, de Spielberg será una gran película dentro del 2013 y que ganará muchos Oscars es algo tan innegable como la constatación de su poco valor.

La factura será impecable. Fotografía, vestuario (que hasta las cortinas del fondo estén documentadas), con interpretaciones magistrales basadas en un guión plano y bienintencionado. Spielberg hizo que un tiburón de plástico sacado directamente de la serie B diera miedo, y otro tanto hizo enterneciéndonos con un “extraterrestre”. Si quiere que nos lo pasemos bien, a buen seguro que lo conseguirá, con una figura histórica de la que el 90% de la población mundial no tiene ni la más remota idea; pero que la propaganda imperial ha logrado que nos suene ligeramente (No olvidar barba de chivo y chistera). Un par de elementos enternecedores. Constatar la miseria contra la que es justo luchar, la opresión de los judíos durante el nacismo… Ah, no, aquí va de negros. Pongan en su lugar plantaciones de algodón, petos, camisetas de algodón de cuello ancho con botones y platos de arroz con judías.

En un país que hasta la década de los 70
mantenía una clara segregación racial

No nos engañemos, si todo el mundo estuvo de acuerdo en que un rey británico segundón merecía contar su historia y que además esta nos pareciese buena, qué no se puede hacer con una película en la que habrá batallas. (Alguna escena muy muy larga, a cámara lenta, caras y uniformes manchados de barro, ¿siempre llovía durante la guerra? ¿No solían ser las campañas precisamente en verano para evitar eso? E iluminación que tiende al negro; supongo que por el humo de la potente artillería americana del XIX).

Está claro que el XIX en el panorama histórico mundial es un páramo inhóspito y sin interés alguno. Y todavía se recuerda (aunque nadie tenga paciencia para verla) El nacimiento de una nación, de Griffith como una de las grandes películas de la historia del cine. Tanto sucederá con el Lincoln de Spielberg. Una gran película, seguro que es una gran película. Mírenlo en cualquier crítica, pregúntenle a cualquiera.

 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.