OCA amanecer

Sant Jordi: la leyenda

Escrito por: Redacción

En lo que respecta a Sant Jordi hay varios aspectos a tratar: la leyenda, la historia de la festividad y la vivencia de la diada.

sant jordiLa leyenda que hemos escuchado la gran mayoría de ciudadanos y ciudadanas desde pequeñitos contada por los mayores que a su vez, se lo contaron sus mayores, es la siguiente:

Había una vez una princesa que estaba en grave peligro, ya que prácticamente todas las doncellas de la zona habían sido alimento del dragón hambriento. Pasaron los meses, y fueron muchos los caballeros que sabiendo la noticia vinieron de muy lejos para acabar con este ágape macabro. La princesa finalmente fue víctima de las garras del dragón una mañana de abril, encerrándola en lo más profundo de la cueva que habitaba. Apareció un caballero con su brillante armadura y su escudo, en el cual lucía una gran cruz roja, y tras una feroz lucha, con su lanza mató al dragón salvando a la princesa. En el momento que el caballero mató al dragón, de la sangre derramada que emanaba a chorro de una de las heridas profundas del dragón se formó una bella rosa de un rojo intenso. Rosa que regaló inmediatamente el caballero a la princesa. La subió a su precioso corcel y la trajo sana y salva a la fortaleza junto a su padre. Se casaron y con los años se convirtió en rey de esos lares.

OTRA LEYENDA

Otra leyenda más extensa que circula por la red y que se parece bastante a la que me contaban mis mayores dice:

Había una vez un dragón feroz que desde kilómetros envenenaba el aire solo con su aliento y todo el que respiraba ese aire, moría. El Rey, junto a sus habitantes, tuvieron la “gran” idea de entregarle al dragón una persona elegida al azar periódicamente. st-jordi-y-el-dragonY así fue pasando el tiempo.Un día esa suerte quiso que fuera la hija del rey la que estaba destinada al sacrificio. La princesa era joven y bella como ninguna en todos los alrededores y nadie quería entregarla, pero el rey fue inflexible, y a pesar de tener roto el corazón por el dolor, dijo que la princesa debía de ser entregada en sacrificio, como lo habían sido los otros habitantes.

El día destinado, la joven princesa salió andando hacia su fatal destino, y cuando llevaba un rato andando hacia la morada del dragón, se encontró a un joven caballero de brillante armadura y un escudo con una gran cruz roja. Ella le dijo que no siguiera, que era peligroso, pero él le dijo que no temiera, pues estaba allí para salvarla.En estas se presentó el dragón, y el caballero se enfrentó a él con su lanza y lo hirió de muerte y ya no supuso ningún problema. Este caballero que ató a la bestia por el cuello para que la misma princesa lo entregara a la ciudad.

La leyenda de Sant Jordi ya es polémica desde sus inicios, ya que nadie discute que fue el héroe de una gran gesta, pero la tradición catalana, sitúa la acción en los alrededores de la población de Montblanc, y en cambio hay quien la sitúa en Capadocia, actual Turquía.En las murallas antiguas de Montblanc todavía se conserva el Portal de Sant Jordi por el que se dice, que pasó Sant Jordi y la princesa.

 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.