- La Oca Loca - http://www.revistalaocaloca.com -

Crónicas de un juez tuareg en Expo Justicia – Ranillas.

Posted By Ángel Dolado On 27/05/2013 @ 09:00 In Opinión | No Comments

21 de mayo de 2013. Mañana ventosilla en Zaragoza. Me dirijo como juez tuareg a terreno desconocido con mi Skoda de taxista y primer palo, giro a la derecha de la Avda. Ruiz Picaso, viniendo desde el Puente del Tercer Mileno, según mi indio explorador me había indicado que estaba la entrada del garaje. Cuando voy a entrar, sin indicación señalética, me encuentro una valla tumbada en el suelo por el tornado, la cual afortunadamente he podido evitar sin recibir rasguño alguno. Lo bueno que tiene ser un pionero es que dejas la carreta o el camello donde te da la gana y eso hago, lo aparco al lado del juzgado de guardia, por aquello de que estará mejor vigilado.

Juez tuaregPronto me doy cuenta de que el vientecillo maño se ha convertido, cerca de la nueva Oklahoma City, en un pequeño tornado. Avanzo contra el viento y llego a un lugar donde todo está abierto. Solo un señor, tras un mostrador y con cara de nuevo, me pregunta sobre mi condición y me franquea la entrada. Como están limpiando un ascensor y la puerta está abierta, los otros no vienen y subo a pata (me jode pero tal vez sea una buena costumbre que deba adoptar). Arriba en las plantas, actividad múltiple y os relato la primera sorpresa agradable, el primer fastidio y los primeros problemas.

Sorpresa agradable, han puesto estores grises y el sol no ofende. Primer fastidio, no han puesto el prometido vinilo en la parte inferior del cristal de la pared que da al pasillo y se nos verán los zapatos y a alguna algo más. Primer problema, me colocan el ordenador a la izquierda, con lo que me costó en la otra oficina que me lo pusieran a la derecha (algunos somos así). Segundo problema, que recalco porque puede afectar a muchos colegas, la rejilla del aire acondicionado/calefacción está a lo largo de la pared y encima de nuestras cocorotas, pues en principio han puesto los sillones de espaldas a la ventana. Ello supone que si llegas sudado en verano, entras y te pega el aire frío; por el contrario, en invierno tendrás la sensación de estar bajo un secador. Esta cuestión debe conocerla el Decano pues no nos conviene que se nos pongan malitos los compañeros, por la cuenta que nos trae (Gallardón está consiguiendo que muertos los sustitutos, nos preocupemos unos de otros, los titulares).

El vientecillo maño se ha
convertido en un pequeño tornado

Por lo demás, el despacho-pecera no es muy grande (renuncio a un armario y mesa redonda para alumnos, nueva bajada de sueldo), pero es luminoso y alegre. Hoy es un día nublado, por lo que no tengo claro si el sol intenso será muy molesto, ni si el aire funciona bien. Procuraremos ser positivos durante un tiempo prudencial y de gracia.

Otro problema, han llegado todos los percheros menos el mío (es una costumbre de la DGA, mi reclamado toguero se lo llevaron a otra colega y ésta se lo dio a su Secretario, a cambio de tenerla a ella más cerca, pero se negó en redondo a compartir depósito de togas, será porque un juez tuareg suda mucho).

Ciudad de la JusticiaHora del cafeteo. Hemos ido de expedición y en la terraza del Acuario hoy habríamos salido volando, por lo que vamos al Impasse, que tiene mérito haber aguantado dos años sin clientes. Por tanto aceptamos tarjetas de descuento y le juramos fidelidad durante unos meses. Muy amable el camarero, supongo que siguiendo el “Zaragozastyle“, en cuanto hayan fidelizado a la clientela se dedicarán a maltratarla y aplicarle todo tipo de sevicias. Espero que reine siempre el espíritu EXPO.Por otro lado, tienen múltiples combinaciones de menúes, medios menús, bocatas, etc. Sin embargo, sigo pensando que donde esté el SPA LAS RANILLAS, con esas instalaciones guapísimas y su relaciones públicas, que intenta por todos los medios que me haga socio y empiece a jugar al golf, yo que soy futbolero por encima de todo, pero seguro que acabo jugando al golf, salvo que la despidan, pero haré lo posible porque esto no suceda.

Después de una dura jornada colocándome los libros y los papeles en el despacho, sin juicios ni recibir a abogados ni procuradores, me dirijo al garaje para volver a mi casa de nómada. La salida es también por la Avenida de Ranillas, dirección Huesca, pero tranquilos que creo que no hace falta llegar hasta Huesca, hay una rotonda antes que te permite encarar hacia nuestra querida Plaza del Pilar. Mañana será otro día.

Angel Dolado Pérez
Juez Decano de Zaragoza.


Article printed from La Oca Loca: http://www.revistalaocaloca.com

URL to article: http://www.revistalaocaloca.com/2013/05/cronicas-de-un-juez-tuareg-en-expo-justicia-ranillas/

Copyright © 2011 Revista La Oca Loca. Todos los derechos reservados.