OCA amanecer

Módulos de Respeto

Entrevista con Augusto D., educador del Mód. de Respeto número 3

Escrito por Jesús C. y D.C.

¿Qué es un módulo de respeto?
Un módulo de respeto es una unidad de separación interior dentro de la prisión donde hay un programa de intervención que persigue no sólo los fines del orden y la limpieza, sino otra serie de objetivos y que los internos adquieran una serie de valores sociales, como responsabilidad, convivencia, autocontrol, organización grupal. E intenta conseguir una convivencia ordenada, que los internos asuman una serie de responsabilidades, tanto personales como comunitarias.

26751region[1]¿Cómo debe funcionar un módulo de respeto?
En un módulo de respeto debemos intentar crear un clima de convivencia lo más parecido posible a la vida social.

¿El funcionariado que llega por primera vez al módulo de respeto tiene claros los conceptos de módulo de respeto y su funcionamiento?
Cualquier funcionario debe tener claro cómo funciona un módulo de respeto porque se estudia en la oposición. Mi experiencia es que los funcionarios que llegan nuevos vienen con ganas de aprender y de hacer nuevas cosas y están motivados al cambio. Eso es más difícil de conseguir con funcionarios que tienen asimiladas otras pautas de trabajo distintas y, con el tiempo, pueden ir adquiriendo la filosofía de un módulo de respeto.

¿Piensa que en algunos aspectos, las rotaciones del personal funcionario pueden perjudicar a los módulos de respeto?
Lo ideal sería que los funcionarios tuvieran una estabilidad en cualquier módulo, lo cual conlleva una mayor implicación y motivación, conocerían mejor a los internos, el funcionamiento de la normativa. Pero tampoco descarto una rotación, siempre que se hiciera con una periodicidad de un año y con carácter voluntario.

Debemos intentar crear un clima de convivencia
lo más parecido posible a la vida social

En una entrevista anterior, nos habló de nuevas actividades, como el ajedrez… ¿Qué hemos avanzado en este campo?
Las actividades en el módulo de respeto están enfocadas para que se ocupe el tiempo libre durante una jornada laboral. Se deben elegir tres actividades (dos por la mañana y una por la tarde). Entre ellas están la escuela, cualquier taller de formación profesional, la informática, talleres de manualidades, lectura, la coral, el deporte, el GAD (Alto Umbral).

resizerLas actividades son las que hay, y muchas veces tenemos que inventarlas. Dependemos mucho del presupuesto destinado a esas actividades. Por ejemplo, el invernadero era una actividad enfocada no sólo a cultivar plantas para decorar otros módulos, sino para trabajar la conciencia medioambiental, la repoblación de los bosques, etc.

El teatro era una actividad con un carácter terapéutico, en la que se desarrollaban valores como la autoestima, la memoria, la expresión corporal, las habilidades sociales, el compromiso. Era una actividad de ocio que te permitía abstraerte del tiempo de condena.

¿Considera suficiente el cumplimiento de unas normas para inculcar el concepto de respeto?
Una persona puede cumplir las normas de una manera mecánica, pero si no interioriza el cambio de actitud que se busca con el cumplimiento de las normas, entonces no sirven de nada.

¿Hasta qué punto depende de la propia persona o del entorno que la rodea?
Influye todo: los profesionales y los propios compañeros. Influye que se ayuden entre sí, que las comisiones funcionen bien. El programa no es sólo entrar en el módulo para aprovechar los beneficios de estar en el módulo, sino saber que estoy obligado a cumplir las exigencias del módulo e involucrarme en él.

Las actividades son las que hay,
y muchas veces tenemos que inventarlas

¿No deberían los psicólogos/as estar mucho más presentes?
Sería ideal que no sólo los psicólogos, sino otros profesionales (terapeutas, trabajadoras/es sociales, educadores) pudieran estar más presentes. Pero la plantilla del centro penitenciario es muy reducida (en este centro tenemos dos psicólogos para todos los internos) y no sólo pueden dedicarse al módulo de respeto, sino que tienen que atender a toda la población reclusa.

¿En qué se diferencia la función de un educador de un módulo de respeto?
No se diferencia en nada. Cualquier educador tiene que estar preparado para dirigir un módulo de respeto.

ig¿Cuáles son los puntos flacos o más delicados del módulo de respeto?
Para mí, la mayor complicación y el mayor desafío es que el cambio conductual que se produzca en ellos sólo sea aparente y que cuando hayan cumplido la pena privativa de libertad no les haya servido para nada. Si sólo actúan por apariencias y no interiorizan ese cambio, entonces el esfuerzo no habrá valido. Ahora mismo hay estadísticas que demuestran que en los módulos de respeto (a nivel nacional) se producen muy pocas incidencias en los permisos que se conceden, y que los terceros grados con contrato de trabajo dan buenos resultados, además de haber pocas regresiones de grado o quebrantamientos. Por tanto, de momento, los datos demuestran que el enfoque de los módulos de respeto está funcionando.

¿Es partidario de la masificación de los módulos de respeto o han de ser pequeños?
No soy partidario de la masificación, sino que lo ideal sería trabajar con grupos reducidos (80-90 internos).

¿Cómo va la implantación del módulo 5 y 6 como módulos de respeto?
Ahora mismo, en los nuevos programas, hay tres niveles de exigencia para los módulos de respeto: la alta exigencia se da en el módulo 3. La media exigencia se está implantando en el mód 5. La baja exigencia se lleva a cabo en el módulo 6. La idea de esta dirección es ponerla en práctica, de manera que haya un itinerario que deberá cumplir cualquier interno que quiera acceder a los módulos de respeto. El módulo de mujeres es de media exigencia.

Le agradecemos que nos haya atendido. Por último, D. Augusto, ¿tiene alguna pregunta?

Sí, claro. ¿A ti, Jesús, el paso por el módulo de respeto te ha servido para algo, ha merecido la pena?
Sí me ha servido, sobre todo el curso que hice con Doña Mercedes (la anterior subdirectora de tratamiento) sobre prevención de violencia en el ámbito familiar (para darme cuenta de cómo fui manipulado durante tantos años); ella se despidió de mí diciéndome: “Cuídate, Jesús” También me ha servido para afianzarme en mi carácter y hacerme mucho más sociable, porque soy muy introvertido.

 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

1 comentario

  1. ÁNIMO EN VUESTRA LABOR DE BUSCAR UN MEJOR AMBIENTE DE CONVIVENCIA EN PRISIÓN CON EL PROGRAMA DE MÓDULOS DE RESPETO.

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.