OCA amanecer

Mi viaje a la recuperación

Escrito por: Un interno.

En el comienzo dudaba de que fuera posible resistir hasta el fin. Hubo un tiempo de ira, dolor, tristeza y sufrimiento. Tiempo en el que me pregunté: ¿Por qué yo?

Cuatro libertadesPero un día, hubo un destello de luz y luego otro. Las nubes empezaron a abrirse y pude ver más allá de ellas. Los ratos de contento, de sentirme seguro, fueron sumando más que los de miedo y melancolía. Se tejieron nuevas amistades, la desolación, la falta de confianza en mi valor, se fueron convirtiendo, en firmeza, en resolución. Era como pasar de las tinieblas a la luz, con una nueva sensación de poder.

Ahora comprendo que en mi pasado hay cosas que no puedo cambiar. Lo que puedo impedir es que manden sobre mi vida y mi felicidad. Sé que esta parte de mi vida jamás se irá del todo, pero el lugar que ocupa en mi existencia es menos prominente.

He empezado a permitir
que otras ideas pueblen mi mente

He empezado a permitir que otras ideas pueblen mi mente. Tengo un mejor conocimiento de mí mismo, de mis debilidades y de mis puntos fuertes. Ya no temo poner límites. Empiezo a disfrutar otra vez de la vida y a pensar en el futuro. Ahora puedo ver todo ese tiempo tal como fue: un tiempo de crecimiento, de descubrimiento de mí mismo, de curación y, sobre todo, he descubierto mis cuatro Libertades:

- La Libertad de ver y escuchar lo que está aquí, en lugar de lo que debería estar, estuvo o estará.

- La Libertad de decir lo que se siente y se piensa, en lugar de lo que debería sentir y pensar.

- La Libertad de pedir lo que se quiere, en lugar de tener siempre que esperar el permiso.

- La Libertad de arriesgar por cuenta propia, en lugar de optar únicamente por estar seguro y no perturbar la tranquilidad.

 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

2 Comentarios

  1. Es sorprendente leer algo así.
    Da la impresión de que quien escribe es una persona muy culta. Lo extraño de ello es que esté en la situación física en la que se encuentra. Impresiona también cómo consigue pasar de la oscuridad a la luz, y de qué forma descubre, no el amor en sí mismo sino la voluntad de ser. Como norma general los seres humanos tendemos hacia la consecución del amor, pero son pocos los que van más allá. No quiere decir que repudien el amor, sino que por alguna causa interna persiguen la voluntad de ser, y la libertad, tal y como se expresa, es una meta, no física sino espiritual.
    ¿Quizás, el interno es una de esos seres humanos que en su fondo no son inteligencia, amor, sino voluntad?
    ¿Quizás la utilización de su fuerte carácter le llevó a un estado contrario al que en el fondo anhelaba?
    Sea como fuere, quien escribe esto ha encontrado parte de su ser interno. Aunque deberá controlarse y no buscar la confrontación por la confrontación.
    Enhorabuena.

  2. TUS SENTIMIENTOS, TUS OPINIONES Y TU PENSAMIENTO TE MANTIENEN LIBRE, SIEMPRE……ENHORABUENA POR TU FORMA DE ESCRIBIR. CONTINÚA………

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.