OCA amanecer

Receta de “Remojón granaíno”

Escrito por: José Germán J. T.

Ingredientes

remjón granaíno

1 Kg. de naranjas
100 gr. bacalao desmigado (previamente desalado)
¼ taza de aceite de oliva, o al gusto (a poder ser de la tierra)
50 gr. de aceitunas negras
1 cebolla

Mi toque personal y original es: La granada, emblema de mi ciudad, y el hinojo.

 

Preparación

1º Se pela las naranjas y se limpian (desposeerlas de toda su parte blanca que amarga mucho). Si es posible y tienes paciencia, quitarle los huesos también, hacer gajos y dichos gajos cortarlos por la mitad, lavarlos, secarlos con un paño de cocina ya que aún no los vamos a utilizar, y reservarlos en el frigorífico.

2º Se desmiga el bacalao que previamente habríamos desalado. Cuando digo desmigar, me refiero a quitarle todas las espinas y desmigar en trocitos muy chiquititos, si es necesario ayúdate de una puntilla o cuchillo jamonero.

3º La cebolla se pela, limpia, se corta en juliana o al gusto, y como todavía no vamos a utilizarla, la reservamos en el frigorífico. Un truco que os doy es: que sumerjamos la cebolla en un bol con aceite de oliva (además de no oxidarse, la que sobre se puede volver a utilizar).

4º Las aceitunas se lavan, deshuesan, se cortan en cuadritos muy chicos y se reservan en el frigorífico.

5º Los ingredientes de mi toque personal.

6º La granada se abre, se limpia y quitamos toda la parte blanca que amarga muchísimo, y una vez desgranada lavar los granitos y si queréis espolvorearlos con poco azúcar. La granada le da un toque de color muy bonito, frescura, sabor, textura, vitaminas, etc.

7º El hinojo. Me he decantado por el hinojo, porque creo que de las hierbas aromáticas es la que mejor le va. Los brotes frescos, verdes y tiernos le dan a este plato un toque de frescor, aroma, sabor, color y oligoelementos, etc. Los brotes del hinojo se lavan muy bien y se cortan muy chiquititos, como para espolvorear luego el plato.

8º Último paso: En un bol o fuente de ensalada, verter todos los ingredientes en el orden dado, regar  con el aceite de oliva, sazonar al gusto (ojo, el bacalao de por sí es salado), espolvorear con el hinojo y buen provecho.

 

PD: Espero que os haya gustado y sorprendido. Éste plato es difícil de hacer en prisión.

 * 1º Premio en el Certamen ”Picapedreros” de Recetas de cocina 2013 para centros penitenciarios

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como:

Comparte este artículo

1 comentario

  1. Digno de un obispo.

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.