OCA GLACIACION

Amadeus

Amadeus era un niño de trece años de edad. Estaba en su pre-adolescencia , y a pesar de que sufría de parálisis cerebral era bastante inteligente. En lo más profundo de su ser quería ser como un niño normal: estudiar, ser un profesional y casarse con una buena mujer.

Sueño truncadoSu madre ganaba muy poco pues se sostenía vendiendo café y cigarrillos, en la jornada de la mañana, en el centro de la ciudad y, en las tardes, colocaba a su hijo en una especie de cama, tirado en el piso en un parque , pidiendo limosna para sufragar los gastos de sus tres hijos. Apenas le sobraba para un gusto, una hamburguesa, un juguete, un vestido.

Llegó a la ciudad un médico famoso, con excelentes credenciales en la cura de la parálisis infantil. Fue entonces como la madre de Amadeus lo llevó al hospital público de la ciudad y allí empezó el tratamiento. Era gratuito, “son dos años de tratamiento, señora“,  le decía el doctor a la madre de Amadeus.

Amadeus empezó el tratamiento y, en seis meses, ya caminaba, consiguió un trabajo y empezó a ganar algún dinero. Todo iba bien y los sueños de Amadeus empezaban a volverse realidad. Pero uno de los pacientes del afamado doctor murió de una sobredosis y la prensa se dedicó a desacreditarlo, culpando sus medicamentos para tal tratamiento.

Todo esto sucedió en el país de donde era oriundo Amadeus. A pesar de desmentir estos rumores, debido al tratamiento efectivo en 150.000 pacientes, la madre de Amadeus decidió parar el tratamiento faltando apenas dos meses.

Lo prefiero
paralítico a muerto

Ella se enteró en la prensa y para sus adentros dijo, “lo prefiero paralitico a muerto“.  Amadeus lloraba porque volvió a su estado inicial. “Mijo, pidiendo limosna ganamos más, y lo tengo vivo a usted, no va tener que trabajar en su vida“.

El periódico cerró sus puertas, tal parece que quebró y aquel doctor nunca más volvió a este país. Amadeus, tirado en una cama, truncó sus sueños y ya nunca volvió a ser feliz. Solo queda en su recuerdo ese año y medio, en el que pudo ser un niño normal.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.