OCA amanecer

¿De qué están hechas las leyendas?

Están formadas un poco de lo que somos y otro tanto de lo que queremos ser. Nos hablan de los sentimientos que movieron en otra época a la humanidad. Así leyendas como Billy el Niño, los 300 espartanos o los 47 ronin pueden estar tan lejos de la realidad como queramos pero seguro que están más cerca de los sentimientos de los pueblos que las crearon de lo que creemos.

escritura y grafologiaPero las leyendas que han llegado hasta nuestros días ya no nos representan. Basta un simple vistazo para darse cuenta de que hablan de valores caducos, afectos que no tienen cabida en nuestra vida actual.

Así que sería hora de revisar los acontecimientos contemporáneos que transformaremos en las leyendas que en el futuro hablen de nosotros.

Pero no hay tiempo porque una leyenda se forja a fuego lento. Pasa de boca en boca, se escribe una y otra vez añadiendo a cada paso un nuevo matiz a la historia, adornándola, exagerándola, es la licencia que les concedemos.

Una leyenda se
forja a fuego lento

Pero no hay tiempo para leyendas cuando debemos devorar titulares a golpe de pulgar en nuestros smartphones sin un momento que perder en los detalles.

Tal vez sea la ausencia misma de leyendas de ésta época la que hable en el futuro de nosotros. La que cuente nuestra falta de sentimiento colectivo, nuestra falta de empatía por las grandes gestas y hable de la mezquindad de nuestro individualismo, que nos empuja a movernos con prisa hacia adelante, sin darnos cuenta de que avanzamos hacia nuestro inevitable final sin dejar ningún legado, porque ya no hay tiempo para leyendas.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.