OCA amanecer

Misión en Costa de Marfil: 8 y 9 de septiembre

8 de Septiembre

Nos acercamos al inicio del curso y empiezan a aflorar las situaciones angustiosas. Sin padre, con una madre que vende cacahuetes y que tan a penas le da para pagar el alquiler de la casa y para comer al menos dos veces al día. Sin embargo, la hija está en 2° de Bachillerato y tiene que presentar selectividad. Hay que echarle un cable.

Misión en Costa de MarfilY así otras familias que conozco. Algunas llaman a la puerta, otras les da tanta vergüenza pedir que soy yo el que les pregunto. Son tiempos difíciles. El otro día Marie Cécile me dijo que si tienes dinero es bueno estudiar pero si eres pobre es complicado. Su hermano aprobó selectividad hace 16 años y no tiene un trabajo estable. Aquí, tras la selectividad, los jóvenes se presentan a  oposiciones en las que hay que pagar 1000 ó 1500 € para que te admitan. Son cifras prohibitivas para la mayoría…. Pero asequibles para los enriquecidos. Este sistema está mal planteado. Sí, la base del desarrollo es la educación, pero una educación ética.

9 de septiembre

Os lo comparto para que os hagáis una idea.  Estaba sentado fuera de casa, en la calle, como de costumbre, después de cenar, con la fresca. Saludaba a los paseantes y, entre ellos, una joven mujer que conozco de verla en el barrio se me acerca.

Sobretodo se ha dado
cuenta que no está sola

Me pongo de pie, juego con el niño que lleva en su espalda que apenas tiene cuatro meses y le digo a la madre: “¿Cómo estás? Hace mucho que no te veía! “. Ella sonríe y yo sigo: ” A ver cuándo me hablas un poco de ti ” (sí, un poco bestia sí que soy). Respuesta:  “Ahora mismo“.

Y nos sentamos los dos fuera mientras la gente pasa. Y ella empieza a hablar.

Soy del centro del país. Yo soy la última de 7 hermanos, dos chicas y 5 chicos. Yo soy la última y no conocí a mi padre que falleció al poco que yo naciera. Mi hermana mayor es la primera de los 7, luego van los 5 chicos y yo. Mi madre vive en una aldea y vende cosicas para comer cada día. Con mis hermanos no puedo contar.

Como mi padre falleció a mí no me llevaron a la escuela. No sé leer ni escribir. Cuando tenía 15 años y era virgen, un hombre me dejó embarazada. Yo no sabía nada de todo eso. Me engañó, no me dijo que ya tenía una mujer. Me pidió que abortara pero yo no sabía lo que era eso, le pregunté a mí madre y me lo explicó.

Tuve mi primer hijo con 16 años. Él está en la aldea. El año pasado abandonó 6° de Primaria porque faltaban 3,5 €  de pagar y dejó el cole. Luego estuve con un hombre con el que tuve dos hijas que ahora tienen 8 y 7 años. Pero este hombre me pegó mucho, me maltrató. Cuando yo era pequeña, también me pegaron mucho. Lloré, lloré mucho. Ya no me quedan más lágrimas.

Mi hija de 8 años está en Senegal porque mi cuñado se la llevó cuando mi  marido  me echó de casa. La de 7 años está en la aldea. Allí conocí a otro hombre, yo quería casarme. Hace un año vinimos a San Pedro y me suplicó que le diera un hijo. Acepté porque pensaba que me quería. Todo era mentira.

Sufro mucho, hoy ni he comido. No tengo nada. Me quiero ir. Me desvanecí tras el parto en la calle. Un pastor tuvo piedad de mí y me recogió y me compró los medicamentos. Mi marido no hizo nada. Tú estabas en Abidjan. Como sufro mucho en diciembre voy a volver a la aldea para estar al lado de mis hijos. Me gustaría encontrar un hombre que me quisiera. Me duele mucho saber que mi hijo no va a la escuela.

Como podéis imaginar ha sido muy duro. He hecho lo que he podido pero sobretodo se ha dado cuenta que no está sola. Lo siento.

Buenas noches.

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como:

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.