Oca Navidad

Dentro de los muros: Internos de apoyo

Escrito por: Salvador S.

La actividad del “día a día” nos lleva a ignorar muchas cosas que ocurren en el interior del centro penitenciario. Pero desde la redacción del periódico hemos creído interesante dar a conocer algunos de los aspectos de la vida de este Centro Penitenciario a los que la mayoría de los internos no pueden conocer por estar inmersos en la vida en su propio módulo. Se trata de los destinos/ trabajos que algunos internos realizan en el centro. Por este motivo, hemos decidido realizar un ciclo de entrevistas a algunos internos que desarrollan estas actividades con la intención de dar a conocer el lugar donde “vivimos” (de momento…)

apretonmanoEn la mayoría de los casos son destinos remunerados, pero en le caso que hoy nos ocupa es un “caso especial”. Es considerado, sin duda, uno de los destinos más sacrificados (por no decir el que mas) en el mundo penitenciario y por el cual no se percibe ningún tipo de ayuda económica. ¿Cual o cuales son las razones entonces, las motivaciones de algunos para ofrecerse a realizar un destino así? Bueno, hoy intentaremos conocerlas.

Nos acercaremos a los Internos de Apoyo del PPS… El ingreso en prisión es sin duda una de las circunstancias más dramáticas que una persona puede vivir. Seguramente tú, lector de este periódico, ahora recuerdas el día que pasaste la puerta de entrada y escuchaste tras de tí el “inolvidable portazo…” Ese momento crítico no es afrontado por todas las personas del mismo modo. Hay personas que se ven absolutamente superados por el trauma y se encierran en un peligroso “círculo vicioso” que puede desembocar en situaciones de autolesiones o incluso a intentar quitarse la propia vida.

Es en este momento cuando el equipo de psicólogos del C. P le asigna un interno de Apoyo PPS. Su “ángel”, su sombra… Hemos entrevistado a uno de los internos de apoyo con más experiencia en el Centro Penitenciario al hacerlo en el lugar por donde todos pasamos al llegar al centro: el departamento de tránsitos. Raúl Alfonso A. L. es el interno de apoyo que lleva cerca de un año encargado de ese destino. Amablemente ha contestado a nuestras preguntas…

LRP.- ¿Desde cuando llevas ejerciendo el destino de interno de apoyo PPS?

AA.-Desde Enero de 2010.

LRP.- ¿Qué fue lo que te empujó e realizar uno de los destinos de más sacrificio personal del Centro Penitenciario?

AA.- En primer lugar las “recompensas” que el propio destino ofrece. Por ejemplo poder cumplir mi condena en este Centro Penitenciario cerca de mi familia y evitar las temidas “kundas” y por supuesto, la posibilidad de adelantamiento de la libertad condicional a las 2/3 partes de la condena.

Además de eso, el tratar de ayudar a gente que realmente lo necesita. Poder dar atención y protección a personas, que al igual que yo, un día tuvieron que superar esas puertas pero que no supieron afrontar esta situación de la misma manera.

LRP. ¿Es tu único destino aquí en prisión o haces otras cosas?

AA.- No, además de Interno de Apoyo PPS también actúo como Ordenanza de Funcionarios del Módulo 3 e intento colaborar con todo aquel que me necesita en el módulo.

LRP.- ¿Qué es lo que más te agrada del trabajo?

AA.- Sin ninguna duda el poder ayudar a gente con problemas. La satisfacción que te produce el ayudar a ver a esa persona que la vida no se acaba cuando cierra la puerta tras de ti. Que comienza una nueva aventura y que hay que afrontarla con valor. Con decisión y luchar por salir de aquí cuanto antes.

Una sensación maravillosa cuando uno de los internos que acompañas recibe el alta médica y al poco tiempo le ves “feliz” en el patio o hacer al menos una vida normal.

LRP.- ¿Qué es lo más duro/desagradable del trabajo?

AA.- Bueno, a veces es difícil ayudar a gente que está absolutamente fuera de si. Mal genio, frustraciones abandono…

Es complicado. También hay gente a la que es muy difícil de ayudar porque simplemente ellos no se quieren dejar ayudar. A veces se hace complicado.También que es un trabajo que desgasta mucho a nivel psicológico al tener que estar 24 horas al día y un montón de días “vigilando” a una persona.

LRP.-Recomendaría a otros internos realizar el curso de interno de apoyo PPS? ¿Qué consejo le darías a los que se plantean realizarlos y hacer de interno de apoyo?

AA.- Si. Sin duda. Pero siempre le advertiría de los pros y los contras del destino. Si te gusta ayudar a la gente y eres una persona paciente, no lo dudes. Es sacrificado pero gratificante.

Y además tiene una serie de beneficios penitenciarios bastante interesantes en mi opinión.

LRP. ¿Hay algo que harías para mejorar o facilitar el desarrollo o mejora de este servicio?

AA.- No se me ocurre nada

LRP. Finalmente. ¿Quieres comentar alguna anécdota que te haya ocurrido en el desempeño de tu destino como interno de apoyo?

AA.- Bueno, un hombre de origen africano entró absolutamente desesperado. Por una discusión familiar ingresó en prisión y estaba fuera de si. Decía que cuando saliese su mujer “se las iba a pagar”. A los pocos días de estar preso recibió la noticia de que su mujer estaba esperando un hijo suyo…Como comprenderá, eso ablandó su corazón y calmó su humor. Pese a tener mucho dolor por todo cuanto había pasado la perdonó y cuando salió volvieron a vivir juntos y todo les va bastante bien…

Raúl, muchas gracias por tu amabilidad. Ha sido un auténtico placer charlar contigo y conocer un poco mejor el trabajo que realizas en el Centro Penitenciario. Muchas gracias y suerte.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.