Oca Navidad

¡De Troya dice nunca más!

- Spoilers a continuación –

Tuve la oportunidad de asistir al estreno de De Troya el viernes, 5 de mayo de 2017 y disfruté de un espectáculo algo crudo, pero no obstante lleno de simbolismos y de gratificantes despliegues actorales.

De TroyaLa historia, escrita por Caridad Svich y dirigida por David Lozano, describe los contratiempos de Mara (Maya Malan-González) y Raya (Stefanie Tovar). La obra, repleta de simbolismos y alusiones, retrata al feminismo y al complejo de víctima como la misma cosa, como si las mujeres estuviesen destinadas a perder ese juego que todos llamamos vida.

Sin contar una fugaz alusión que la guionista hace sobre Pegaso (el caballo volador nacido de la sangre de Medusa), la obra carece de referencias mitológicas que podrían fortalecerla. Por ejemplo, podría haberse usado la figura mitológica Hécate, una trinidad al estilo cristiano pero de origen griego, la cual está constituida por tres naturalezas contrastantes: Artemisa (imagen terrenal, hermana de Apolo), Selene (imagen celestial, Febe o la Luna) y Hécate (imagen infernal). En la misma forma en la que Artemisa y Selene poseen vidas paralelas en planos distantes, así también ocurre con Mara y Raya.

A lo largo de la obra, la audiencia percibe más repetidamente las similitudes entre ambas protagonistas, quienes comienzan a tomar control sobre sus vidas, quienes renuncian a ser víctimas. Tal progresión resulta tan central para la trama como las protagonistas mismas, pero ello provoca que todos los personajes restantes pasen desapercibidos, siendo periféricos (en un sentido optimista) o irrelevantes (en un sentido pesimista). Casi se puede palpar el ambiente violento y desesperado en el cual viven Mara y Raya.

El guion de Svich es contundente
y la adaptación de Lozano digna de elogio

La trama hace recordar el filme No Más (2002), dirigido por Michael Apted. Coincidentemente, la película es protagonizada por una mujer hispana llamada Slim Hiller (Jennifer López), quien sufre los maltratos de un marido posesivo y machista. De la misma manera que Slim Hiller decide escapar y, consecuentemente, comienza a crecer hasta apreciarse a sí misma y superar sus miedos, Mara también sobrevive siguiendo pautas similares. Mara desciende al infierno y logra regresar, aunque en cierto momento considera al suicidio como la solución más fácil. Sin embargo, Mara traza un destino distinto al de Eurídice: Mara no necesita de un Orfeo para escapar del Hades. Mara tiene todo lo que necesita consigo, una vez que se encuentra a sí misma. Además, Raya reniega de un odio que la atormenta y le da la bienvenida al perdón, santificándose en el proceso.

El guion de Svich es contundente y la adaptación de Lozano es digna de elogio. A pesar de que la obra tuvo algunas escenas que parecieron desconectadas y fortuitas, recomiendo De Troya encarecidamente.

Lea una sinopsis de la obra aquí: https://www.CaraMiaTheatre.org/our-season/.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.