Oca Navidad

Instrucciones para escribir una fábula

1)    Escribe tu fábula como si estuvieras echándole un cuento a un amigo. Como las historias de hadas que contaba mamá antes de dormir; o como los relatos de miedo y espanto que se narran al calor de una fogata nocturna.

2)    Escríbela con lenguaje sencillo, casi coloquial. Palabras como “ataraxia”, “polisíndeton” o “esternocleidomastoideo” no deben aparecer en tu fábula.

write-fable-800x800

3)    Usa muchos sustantivos y verbos: agilizan la acción; usa adjetivos y adverbios sólo cuando sea estrictamente necesario: retardan la acción.

4)    No pierdas tiempo: comienza la acción en la primera línea. Ve directo al grano. Dale mucha importancia a los diálogos. No aburras al lector con largas descripciones. Tienes pocas líneas para que tus personajes se amen, se odien, se peleen, se reconcilien, se mueran o vivan felices para siempre.

5)    No te dé pena empezar tu fábula con el enunciado “había una vez…”. Se trata de una frase poderosísima que, a lo largo de la historia, abrió las puertas a miles y miles de grandes historias.

6)    Los protagonistas de la fábula clásica suelen ser dos animales o plantas (“El conejo y la cucaracha”, “El oso y el ornitorrinco”, “La rosa y el crisantemo”). En la fábula filosófica suelen ser dos ideas (“La belleza y la fealdad”, “La lealtad y la ira”). La fábula postmoderna puede estar protagonizada por máquinas (“El computador y el celular”, “El robot y el androide”). Pero recuerda: en la fábula sólo hay dos protagonistas. No hay espacio para más.

7)    En las primeras líneas describe de qué va el conflicto; en las líneas siguientes (5 o 6 quizás) desarrolla los pormenores del conflicto; y en las últimas tres o cuatro líneas, resuélvelo.

8)    La fábula clásica termina con una frase lapidaria llamada moraleja (“Camarón que se duerme se lo lleva la corriente”. “Chivo que se devuelve se desnuca”). La fábula postmoderna puede tener o no moraleja, pero es bueno que, antes de escribirla, te inspires con una frase que te motive. Puede ser el verso de una canción. Puede ser la frase clásica del personaje de una película, una serie de TV, un cómic o un manga.  Puede ser la frase inspiradora de un líder religioso, un astro del fútbol, un escritor o un youtuber. Lo importante es que refleje tu visión del mundo o tu opinión personal sobre un asunto.

9)    No aburras al lector con palabras de más: el celular, el computador, los videojuegos, Netflix y el reproductor de dvd están acechando por ahí…

10) Las fábulas pueden tener cualquier tono. Pueden ser cómicas, depresivas, filosóficas, románticas, terroríficas, alocadas o reflexivas… escríbelas de acuerdo a tu estado de ánimo, tus intereses personales y tu personalidad. Que sean fiel reflejo de tu propia voz interior.

Carmelo Urso es un periodista, escritor y coach de escritura creativa nacido en Caracas, Venezuela. Durante 20 años dirigió y coordinó unidades comunicacionales de diversos organismos públicos y privados de su país. Más de 150 relatos suyos han sido premiados en concursos literarios de Venezuela, España y Argentina.  
Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.