Oca Navidad

A la ramera virtud

Escrito por: Gabriel Elías R. V.  –   C.P. de Privación de Libertad Zonal-8-Regional Guayas (Ecuador)

 

Ni estirando toda mi alma

tu miel apreciar no podría,

vivo en lápida fría,

con un coloso fantasma

que pone a parir mi calma

en un delirio morboso,

pues es más fiera que un oso

la ambición de poseerte,

pero el fantasma es más fuerte:

rapaz, sediento y celoso.

 

Ramera, altiva la virtud.

–te prendaste de una estrella–

sementado le hablo a ella

desde esta agria esclavitud

que empañó mi juventud

latente sin libertad,

sangrando la voluntad

de aferrarme al firmamento,

sin virtud de atar me siento,

se me extravió la verdad.

 A LA RAMERA VIRTUD

Si siento es escueta carne,

rasgada el alma no vive,

no hay templanza que cautive

ni corazón que engalane

ni sentido que se afane

si el mañana es siempre el mismo,

fraguado en letal abismo,

putrefacto y degradable;

la virtud de ser loable

la cambié por el cinismo.

 

De las virtudes del hombre:

majestad lustre, el amor,

tengo herido su sabor

o si me queda es tan pobre,

me acuerdo apenas su nombre

y del éxtasis querido,

solo resta lo vivido

para inventar la quimera.

 

Tú, calandria no te fuiste,

mi vergüenza te ha matado,

no perdonaste el pecado,

la moral no te permite,

en su cuna tú naciste

con entereza absoluta,

si te llamo altiva puta,

juzgo mi propia condición,

soy yo quien torcí la razón,

tu ética es impoluta.

 

* Mención Especial categoría Poesía en el Certamen ”Picapedreros” de Poesía, Guión y Microrrelato 2017 para centros penitenciarios

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como:

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.