- La Oca Loca - http://www.revistalaocaloca.com -

Amor epistolar (carta)

Posted By Zorelis Díaz On 13/09/2018 @ 09:00 In El sueño de | No Comments

Camino y hay luna llena y me recuerda a ti un poco, como si necesitara la luna para recordarte, ella simplemente está allí y no espera que se le endilguen culpas; la ciudad está sola a ratos y hay una brisa fresca que hace que todo por momentos sea más llevadero. La mente un poco cansada de sacar cuentas, va divagando a través de las hojas de los árboles, que se mueven así como si…en esta plaza donde la luz de la luna se cuela entre estas mismas hojas y los faroles, sobretodo en esos que se han roto; de vez en cuando pasan personas, y se cruzan, y tan cercanamente, que a veces no noto y olvido si son ellos o yo quien camina; y creo que puedes aparecer entre ese arbusto en cualquier momento, ese momento que puede ser cualquiera; y este anhelo y pensamiento (de hermosa tenencia, más no pertenencia), que no se pierde, pero si se mezcla con la idea de que tal vez tu no pertenezcas a este momento, a esta dirección, que  posiblemente y a lo corto de un tiempo se te ha ido haciendo un poco ajena;  y de repente, más no abruptamente, saltas tu nuevamente y me doy cuenta de que no te has marchado, sólo que hoy mi mano no te alcanza; me lo preguntaré mañana cuando regresemos de jugar juegos que ya cansan y nos agotan, desde extremos tan distintos y tan iguales del parque…

luna

Hoy está la luna y esta brisa, que refresca, que alborota y arrastra; papeles, hojas sueltas; tu hoja, mi hoja principal, que sin querer perdí hace un tiempo, ahora este nuevo viento en mi cara la restriega; y tu cara, restregándoseme en el corazón, un corazón que siempre ha sido tuyo; ese que a pesar de estar ciego y con venda, de dormirlo despacito junto con las ganas; vano intento, al menor descuido escapaban y en continuo susurrar al oído tu voz me recordaban…y ahora este parque de luna llena y grande, con brisa tibia y fría, que  alborota tu olor en mi ser, olor tan profundo que deja sabor en mi boca; mi boca, y mi voz, que llamó tantas veces tu nombre en equivocados rostros.

Es tarde y aún es temprano; la cercana luna cada vez más alto; me tiro en la grama, no perdiéndola de vista; en esa misma grama donde una vez rodamos, grama que la lluvia humedece, y extrañamente sin alejarle con suaves gotas, tu olor mezclándose con el agua permanece, no se ha perdido, no se pierde. La madrugada irrumpe sutilmente; por un momento casi creo escuchar el silencio…ese que en secreto compartimos; estoy dentro, estás dentro, rodeados de pasos, caras que ya son familiarmente desconocidas; mezclándonos ocasionalmente en este andar, esta marcha; ya casi es hora de regresar de jugar.

Es…


Article printed from La Oca Loca: http://www.revistalaocaloca.com

URL to article: http://www.revistalaocaloca.com/2018/09/amor-epistolar-carta/

Copyright © 2011 Revista La Oca Loca. Todos los derechos reservados.