OCA GLACIACION

El día de la Virgen de La Merced

Como interno de un centro penitenciario, muchas fechas o fiestas te eran desconocidas. Aquí en prisión nos enteramos de esta fecha, y descubrimos que la Virgen nos protege y acoge en los momentos más duros que pasamos.

Estando en prisión, los días son iguales, la hora de levantarse, la hora de bajar de la celda a desayunar, todo es así, incluso las duchas se abren 1 hora a la mañana y 1 hora por la tarde, todo tiene su horario, esto lo denominan Régimen.

En el primer año de mi ingreso en prisión, me tocó estar en el office, es decir que unos 4 o 5 internos se encargan de repartir el desayuno y las comidas y de limpiar el comedor, para limpiar se suman más internos que reemplazan a los que están dentro del office (reparto) que se van a otros destinos o dan de baja por motivos disciplinarios.

Es un destino muy duro, dado que limpiar el comedor, las mesas el office 3 veces por día no es tarea fácil ni rápida (en cada módulo hay unos 90 internos de promedio). Además, al repartir la comida siempre hay problemas de que falta o de que sobra o de que es poco, vi unas cuantas peleas por este motivo, total que es un destino (así se denominan los trabajos en prisión, que pueden ser remunerados o no) que hay que pensarlo bien antes de aceptar.

virgen-merced

Ya llevaba unos meses metido en esta rutina , en estos férreos horarios que de incumplirlos caes en una sanción disciplinaria, cuando a comienzos de septiembre , nos llegan al módulo unos carteles de la subdirección de Tratamiento , donde se anuncian torneos de dominó , parchís , ajedrez , tenis de mesa , fútbol con premios a los ganadores para festejar el  Día de la Virgen de la Merced ,y ahí nos cuentan los más viejos que es nuestra protectora y por eso se hace todo esto , es un día especial.

Y entonces todo cambia, la gente se apunta aquí y allá, se entrena, hay más actividad y participación en todos los juegos, pero con dos factores que son bastante llamativos en este entorno.  La gente se ríe, charla, no hay peleas ni discusiones.

Finalmente llega el 24 de septiembre, con unos días previos de tranquilidad y todos se visten con sus mejores prendas dentro de lo que cabe, se ve que en general se acentúa el cuidado y la higiene, como si fueras a una boda y ya el desayuno cambia, chocolate con churros que dista mucho del café con leche algo aguado y el bollo de pan de todos los días.

Y tanto la comida como la cena son diferente ensaladilla rusa, pechuga de pollo, helado, un bote de coca cola y un sobre de café con su vasito, y todo el mundo charla en un tono normal, no hay gritos, hay un respeto general, incluso de los que no son cristianos a esta fecha tan particular para todos los presos.

Así que gracias virgencita por estar ahora y siempre conmigo y con los compañeros que están aún privados de su libertad. Siempre te llevamos en el corazón, y cada vez que nos acecha un problema grave o ya estamos en una situación desesperada, oramos y pedimos que nos reconfortes y nos cobijes con tu amor y no permitas que el mal se siga ensañando con nuestra alma. Gracias a ti y a Dios por hacernos buenos creyentes y por impulsarnos a ser cada día mejor cristianos.

 

Fabián en agradecimiento a la Pastoral Penitenciaria de Zaragoza

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.