- La Oca Loca - http://www.revistalaocaloca.com -

Quejidos

Posted By Fernando Grande Ruiz On 24/06/2021 @ 08:57 In El sueño de | No Comments

En una jaula, en el balcón, guardaba una hada. Era minúscula, su cuerpo no era más grande que una pelota de golf. Era una extraña criatura humanoide, con el rostro comprimido y las extremidades retorcidas.

  • Curri ¿tienes frío? Aquí estarás mejor — agarré la jaula y la traje hasta el salón.

Se sacudía, nerviosa, como si hubiera algo que la molestase. No solía moverse así. Estaba agarrotada, pataleaba. Intenté animarla, le traje sus dulces favoritos, e incluso batido de vainilla. Sin embargo, tras las sacudidas iniciales, permaneció inmóvil.

  • ¿Qué te ocurre? — pregunté, mientras Curri emitía quejidos.

Apilé unas mantas sobre la mesa, abrí la jaula. Coloqué a Curri con ternura sobre ellas, para ver si se había lastimado de alguna manera. Nada, todo parecía estar bien, no encontré ninguna herida. Mi pobre hada. ¿Qué te pasa? Curri descansaba sobre las mantas, dormida, quizá desmayada. Con la respiración entrecortada.

hadas

Abrí la puerta del balcón, para que entrara el aire. No reaccionaba.

Fui hasta el baño, nerviosa. ¿No te había cuidado bien? Al volver al salón, encontré la mesa vacía. Curri había desaparecido. Decidí asomarme al exterior.

Ahí encontré el hada, revoloteando con energía.

  • ¡Vuelve aquí! ¡Curri! No querrás que mamá se enfade, ¿verdad?

La criatura hizo carantoñas en el aire, mientras reía. Sopló, y, con todas sus fuerzas, me cubrió de polvo de hada. Tras esto, salió volando. Aquello me obligó a volver al salón. El polvo estaba royendo mi piel, como si se tratase de ácido.

  • Curri, ¿cómo has sido capaz? ¿Cómo has podido engañarme?

El dolor fue insignificante en comparación al desasosiego que sentía en mi interior. E, incapaz de gestionar la pérdida, empecé a llorar.

  • Ya no queda nada más, nada más — repetí en bucle, en el sofá.

 

Hasta quedarme dormida entre lágrimas.

Sin embargo, en el fondo sabía que no me merecía el cariño de aquella criatura a la que, durante años, le había negado la libertad.


Article printed from La Oca Loca: http://www.revistalaocaloca.com

URL to article: http://www.revistalaocaloca.com/2021/06/quejidos/

Copyright © 2011 Revista La Oca Loca. Todos los derechos reservados.