¡INQUEÍÍÍBRE! LA OCA LOCA CUMPLE 20 AÑOS

gracias oca loca

Querido lector/a y compañero/a, seas interno, funcionario o indocumentado, colaborador o uno que pasaba por ahí. Este es el VIGÉSIMO CUMPLEAÑOS de nuestra OCA LOCA, ¿o es que quizás, al hospedarse en la virtualidad de internet, nuestra oca no tiene edad? – ¡” INQUEÍÍÍBRE”! -que dijera el Jiménez, gran poeta y creador de lenguaje. Veinte…un número mágico, cabalístico. La Oca salta de veinte en veinte en el reverso loco del parchís.

Así es que recapitulemos un poco. Nuestra primera oca impresa, novatos y con medios limitados, fue un ejemplar mediocre, flojillo, simplón. Tratábamos de hacernos con un programa de edición y maquetación editorial demoníaco, el Quark X Press, cuyo nombre ya de por sí nos retrotrae a épocas Lovecraftianas de los mitos de cthulhu o los mundos oníricos de Randolph Carter.

Sin embargo, en el segundo número impreso, con más medios técnicos y más experiencia, conseguimos superarnos y lanzar una revista aún peor. Aburrida, dispersa, infumable. Sin desanimarnos, nuevas ideas en el diseño gráfico colaboraron en conseguir un número tres desastroso. Fue una cosa como paleozoica, soporífera, atribulada. Sí, ríanse, la verdad a veces da risa. Los ejemplares vagaban sin destino de mesa en mesa y de papelera en papelera esperando inútilmente conseguir algún lector despistado. No por ello cundió el desánimo en la redacción.

El número cuatro tenía que ser un punto y aparte en la vertiginosa caída en picado de La Oca. Buscamos contenidos novedosos, nuevos programas informáticos para la maquetación; aumentamos nuestro banco de fotografías… El resultado fue catastrófico. Habíamos perdido el Norte, el Sur, la vergüenza, todo. Era el Apocalipsis, el Danubio Universal. Naufragamos desarbolados sin bandera ni pabellón en la peor de las tempestades: la indiferencia general. Las cajas de ejemplares sin repartir se amontonaban en los despachos. La gente no quería saber nada de Ocas ni Grullas ni Gansos. Fue un número que pasará a los anales de la literatura infame, la peor revista penitenciaria del mundo desde que se inventó la reinserción mediante actividades intelectuales. Habíamos alcanzado el fondo de la Fosa Mariana, que también tiene su mérito quieras que no ¡INQUEÍÍÍBRE!

El profesor Nassim Nicholas Taleb en su libro The black Swan bautizó con el nombre de “Cisnes negros” aquel tipo de acontecimiento imprevisible que nadie sospecha y que cambia todo. Edison no prestó atención a su invento de un artilugio que grababa en un disco de grafito voces y sonidos; los hermanos Lumière pensaron que registrar el movimiento mediante sucesión de fotografías no serviría para nada; en 1932 el partido nacionalsocialista alemán iba a desaparecer… Durante milenios se pensó en Europa que los cisnes sólo podían ser blancos, por evidencia observacional de la Zoología… hasta que “descubrimos”  Australia, ¡y había cisnes negros!

Así que, inasequibles al desaliento, publicamos el número cinco y nos zambullimos de bruces en el ininteligible e insondable universo de INTERNET. Y, querido lector, nuestra sorpresa fue ¡INQUEÍÍÍBRE!  al comprobar que no sólo nos visitábais, e incluso nos leíais, sino que semana a semana dicha audiencia se incrementaba en lugar de disminuir drásticamente, que era lo esperado por lógico y racional.

Y entonces fue cuando nos sobrevoló un cisne negro, o quizás fue una oca. El caso es que gracias a internet, y un poco a la crisis del papel, se fueron sumando a nuestra web habitacional un total de más de 60 centros penitenciarios de España y otros 5 de Argentina, Chile, Ecuador y Bolivia  que, desde entonces, colaboran periódicamente con sus aportaciones, considerando nuestra revista como suya propia; así como una plantilla de más de 150 escritores-articulistas del exterior de Prisiones (poetas, periodistas, científicos, novelistas, deportistas, actores, actrices, directores de cine, músicos, pintores, cocineros, etc. – algunos de los cuales también nos visitan “a la sombra”, es decir, “in situ” -). ¡INQUEÍÍÍBRE!

¿Los contenidos? Pasen y vean, pues de todo hay como en botica. Artículos de opinión, noticias, entrevistas, excursiones, crónicas de visitas a centros penitenciarios, conferencias, poemas, recetas de cocina, artículos científicos, crónicas de los partidos del Real Zaragoza, video-reportajes parapsicológicos, chistes del gran Marianico el Corto y un largo etcétera de cosas insospechadas…

… Como los Certámenes de Poesía, Microrrelato y Guión y el de Recetas de Cocina, que ya van por la decimocuarta edición y en los que, en 2023, se presentaron más de 600 trabajos procedentes de 30 centros penitenciarios y de más de 400 escritores participantes del exterior de prisiones, enviados desde España y América… ¡INQUEÍÍÍBRE!

… Y los cortometrajes rodados por nuestro siempre divertido TALLER DE CINE, algunos de los cuales han sido seleccionados y premiados en Festivales de Cine… ¡INQUEÍÍÍBRE!

… Y, por supuesto, nuestro glorioso Festival Internacional de Cine, el DAROCA&PRISIÓN FILM FEST, www.festivalcinedaroca.com, pionero en Aragón en el uso de la plataforma online y que,  en 2024, ha recibido más de 1000 cortometrajes de más de 50 países de los 5 continentes…  ¡RE – INQUEÍÍÍBRE!

En fin, que han sido 20 años y es imposible resumirlo todo en estas breves líneas. Pero, de ningún modo, querríamos poner término a este artículo sin AGRADECEROS de corazón vuestra ayuda, en este titánico y casi disparatado empeño, a todos los que nos habéis auxiliado, apoyado o, simplemente, acompañado a lo largo del camino. Nuestro mayor abrazo desde Daroca.

Y queremos despedirnos con las mismas palabras con las que hace 20 años lo hacíamos en ese primer número mediocre, flojo y simplón, deseando asimismo que “otras voces”, distintas a las nuestras, lo hagan dentro de otros 20 años:

“Sé, sufrido lector, indulgente. Y  a llevarlo bien. Pasa el invierno, han caído las hojas, duermen las semillas y aquí  estamos, esperando un permiso, un tercer grado, un algo. Un cisne negro en nuestras atropelladas biografías. Suena, melancólica y juguetona, una guitarra de fondo mientras escribimos estas líneas. Un murmullo de voces de tono amigable y pacífico se cuela por la ventana de la escuela. Parlotean, despreocupados y alegres, los gorriones. La vida continúa”.

¡INQUEÍÍÍBRE!

 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

1 comentario

  1. Estimados Sres. Revista La Oca Loca

    Me es grato enviar las Felicitaciones por el Vigésimo cumpleaños de tan prestigiosa entidad que, fomenta el arte de manera maravillosa.

    Un fuerte abrazo.

    Saludos

    Jhonn

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.