OCA GLACIACION

En el aire

Hace treinta y dos años, en la Quintana de Muertos donde se encuentra la Puerta Santa en Santiago de Compostela, levanté el globo aerostático que usábamos para hacer publicidad de determinados patrocinadores, entre ellos algunos partidos políticos de la época.

El globo en si, en aquella época era todo un espectáculo, aun hoy despierta admiración, pero antes por lo menos aquí en España aun no había Internet, y cualquier evento de esas características, producía una atracción importante.

plaza-de-la-quintana

El globo lo manejábamos entre Serafín y yo, llegábamos con el coche y el remolque, sacábamos la barquilla del mismo, la tumbábamos en el punto preciso, extendíamos la vela, la desenrollábamos, y escogíamos a dos personas del público que ya empezaba a llegar. Buscábamos a dos, que nos parecieran espabilados y fuertes, ellos serían, los encargados de mantener abierta la boca del globo, y no se podían asustar, pues yo tenía que provocar la llama de dos metros con los quemadores, para ir calentando el interior de la vela.

A veces alguno nos fallaba, pero casi siempre acertábamos, antes de eso ya tenía el ventilador insuflando aire dentro del mismo, y a continuación, empezaba la operación, yo ya tenía a Serafín con el cabo de corona, para que me aguantara la fuerza ascendente del aire caliente, y ahí empezaba un nuevo viaje, como decimos aquí, cuanta morriña……

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.