OCA GLACIACION

Yo pasaré por la cárcel o la cárcel pasará por mí

Escrito por: José Mª S.

Yo, José María S. , quisiera contarles mi vivencia y paso por prisión. El 17 de noviembre fui trasladado después de llevar dos días en los calabozos de Huelva y tras haber pasado varios meses en busca y captura. Estoy aquí por incumplimiento de suspensión de condena. Aterricé en el módulo de ingresos y todo me parecía fuera de lugar, nunca me planteé el poder llegar aquí. Esa noche de recién llegado no pude dormir, sólo de pensar lo que se me venía encima y hasta donde podía llegar todo esto. Mirara por donde mirara todo eran muros y puertas rejadas. Al segundo día de estar en ingresos me trasladan al módulo dos como preventivo. El paso por este módulo me hizo ver las cosas de otra manera, con sólo llevar tres semanas, desde aquí dentro se ve todo más claro en cuanto a las pequeñas cosas de afuera y tan grandes que se hacen aquí dentro, por poneros un ejemplo, simplemente un abrazo de mis hijas o mi mujer.

concentracion-funcionarios-prisiones-AL-02Tu mente se hace prisionera de pensamientos que te hacen bombear el corazón a más de mil, la ansiedad se apodera de ti, el no poder conciliar el sueño te hace más débil y recurres a medicamentos y otras drogas que te alivian ese agobio que llevas dentro, me di cuenta de que eso no iba conmigo y me planteé ir a un módulo terapéutico. Tuve la suerte de tener un buen amigo, a quien hago referencia desde aquí. José Miguel B. B., que vino a hacerme una visita y explicarme como funcionaba el módulo terapéutico UTE. A los pocos días vino la Educadora de este módulo para hacerme una entrevista y ese mismo día por la tarde me cambiaron al modulo terapéutico. Al llegar todo me pareció muy distinto, en cuanto a limpieza y orden, la gente también era más selecta por la manera de dirigirse hacia ti.

Al llevar aquí aproximadamente un mes recibí una carta del juzgado en la que ponía que me condenaban a seis años y dos meses. Cuando la leí no me lo terminaba de creer, pero bueno a lo hecho pecho, pero eso no quita que me afectara. Me vine abajo unos días pero con la ayuda de compañeros y los cursos que estoy realizando la cabeza me dio un vuelco y los pensamientos de salir en breve se fueron. Me empecé a hacer la idea de cumplir condena y estar en paz con el sistema, seguir mi vida que es lo que tengo en mente ahora, retomar mi día a día con mi familia, trabajo y mi casa, la que echo tanto de menos.

Mi familia ve cómo, poco a poco,
voy cambiando y cada día está más contenta

A día de hoy me esfuerzo cada día más para cambiar actitudes que fuera de estos muros eran tan normales para mí, me equivocaba y me convencía a mi mismo de cosas que no eran. El respeto, la manera de expresarte y la impulsividad son cosas básicas para poder relacionarte con todo el mundo, ser sincero con uno mismo también es una de las cosas principales para empezar a cambiar este tipo de actitudes, y aquí en la UTE se lleva a cabo.

Mi familia ve cómo, poco a poco, voy cambiando y cada día está más contenta, me doy cuenta del apoyo que tengo fuera y están ahí en los momentos difíciles. Me siento privilegiado al tener a mi mujer y familia pendientes de mí y mandándome todo lo que me hace falta en estos momentos que la economía no está muy bien, pero aun así, no me falta de nada. Espero algún día poderles agradecer todo lo que están haciendo por mí. Desde aquí, mi manera de agradecerles todo esto es llevándolo bien, no metiéndome en problemas, implicándome en el módulo todo lo que pueda y aportar mi grano de arena como uno más para pasar el tiempo aquí en el módulo lo mejor posible. Espero que en la primera cuarta parte de mi condena, pueda empezar a disfrutar de mis primeros permisos penitenciarios y si es posible que me concedan el tercer grado ya que me lo denegaron en la primera clasificación. Teniendo el tercer grado ya la cosa cambiaría, ya que tengo contrato de trabajo y estaría entre semana trabajando y durmiendo en el CIS, y los fines de semana en casa, disfrutando de mis niñas que las echo mucho de menos. Para despejarme de todos estos pensamientos hago deporte todos los días, voy también a la escuela para sacarme el graduado y me entretengo en cursos por las tardes.

Ahora mismo estoy en la revista donde paso el día, diseño páginas para la revista que se edita cada tres meses y la cual ahora va muy avanzada. Por las tardes voy al curso de marroquinería, donde estoy aprendiendo a hacer cositas para regalar a mi familia, ya que sé que les hace ilusión obtener regalos hechos por mí y eso me motiva bastante. Espero no tenerles que hacer muchos, señal de que no estaré aquí mucho tiempo.

 

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

2 Comentarios

  1. Sin duda alguna, la familia puede ayudar enormemente, como es en este caso.
    En muchas ocasiones no apreciamos suficientemente lo que tenemos al lado,
    y algunas personas comienzan a analizar demasiado los defectos de los demás,
    lo que lleva a la separación. Tener alguien que nos recuerde no es poco.
    Ojalá que todo salga bien.

  2. Muchos ánimos y mantén la cabeza alegre.

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.