OCA GLACIACION

Solidarios: Ser un poco más auténticos

Escrito por: Sergio G.D.

“A veces en la vida, nos damos cuenta de que, aún en situaciones de gran dificultad, existen manifestaciones solidarias”

Cuéntame

Una de las máximas de Aristóteles era que el hombre en edad adulta necesita el valor para ser uno mismo y a la vez, retarse a la presión que muchas veces ejerce la propia vida. Carlos Sanz ha alcanzado ese cabo. Estuvo con nosotros en una brillante conferencia sobre aquello que pregona a los cuatro vientos: el transplante de órganos en la disciplina del deporte en general. Hay que decir que es el presidente de la “Fundación Deporte y Transplante” y que la fundó él mismo tras su primer transplante realizado en octubre de 1998. Tras una breve introducción, se proyectó una película basada en sus vivencias, en la que, a través de su visión pudimos ser testigos directos del largo y doloroso proceso de curación de la hepatitis C con los cuatro transplantes. Hablamos del año 1989.

CasillasEn este filme se narra la lucha personal de nuestro ponente, un árbitro de fútbol de primera división, que de pronto ve peligrar su carrera ante el diagnóstico de la enfermedad hepática. A pesar de ella, y gracias a su buena forma física y espíritu de lucha, Carlos sigue arbitrando partidos, al tiempo que se somete a un duro y experimental tratamiento de Interferón. Tres años más tarde, el tratamiento ha conseguido neutralizar la enfermedad, pero su hígado no consigue superar el trance, por lo que le resulta urgentemente imprescindible un transplante del órgano si quiere conservar opciones de sobrevivir. Mientras espera postrado en una cama del hospital, una familia sin conexión aparente sufre la tragedia del fallecimiento de un miembro joven. Ante la opción de donar sus útiles órganos para hacer posible que otros no tengan que sufrir la misma desgracia, deciden dar el sí, permitiendo que el hígado del muchacho vaya a parar al cuerpo de Carlos, salvándole la vida.

Sin embargo, a veces no resulta fácil contentar a un cuerpo humano, y el de nuestro invitado resiste el órgano crónicamente, el cual, pese a realizar sus funciones correctamente, le produce reacciones adversas. Así, en Agosto de 2001, Carlos se ve sometido a un segundo transplante, siendo el resultado incluso peor que el primero, pues se produce una necrosis casi instantánea del nuevo hígado, teniendo que pasar por quirófano para un nuevo cambio de órgano en un breve espacio de tiempo. Este tercer transplante parece haber tenido éxito, aunque más tarde los médicos advierten que el órgano transplantado sufre un problema fisiológico, un “defecto de fábrica”, por llamarlo así. Tras una operación sin éxito para intentar subsanarlo, se le hace necesario un cuarto transplante. Durante todo este período de hospitales, recuperaciones, tratamientos antirrechazo, etc…, Carlos, consciente de todo el sufrimiento al que, tanto él como sus allegados se enfrentan, decide crear un organismo de apoyo a los que se encuentran en su caso.Gasol

Carlos comentó al finalizar su visita a nuestro centro: “Muchos internos al terminar, quisieron tener fotos de recuerdo conmigo, sé que realmente disfrutaron de la experiencia vivida. Tras la conferencia, tuve oportunidad de hablar con alguno de los chicos que hacen la revista y el Taller de cine dentro del centro. Departí unos momentos con Pedro y Sergio, y vi dos personas muy ilusionadas en un proyecto. Espero volver de nuevo a repetir tan maravillosa experiencia”.
Podemos decir que nosotros también quedamos muy satisfechos, y acogimos sus consejos con verdadera devoción. Lo importante es cuidar la salud y lo que supongo es más importante que todo: Valorar la vida y cada momento de ella.

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como: ,

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.