Oca Navidad

Misión en Costa de Marfil: 19 de febrero

19/02/17

Hoy he ido a Blésséoua para seguir bendiciendo casas a diestro y siniestro. Pero también he aprovechado para ir a ver al jefe del pueblo y hablar de la necesidad de la escuela de ampliar las clases de la escuela primaria.

MisiónIncreíble, hay 458 alumnos distribuidos en 6 cursos distintos, así que necesitarían al menos el doble de clases para cumplir con los requisitos que pide la ley marfileña de 40 alumnos por clase. Cuando vuelva mañana a Grand-Zattry hablaré con el consolato que está allí y a ver si nos ponemos manos a la obra para redactar un proyecto en condiciones.

El resto del día ha sido un continuo descubrimiento de las condiciones en qué duermen la mayoría. Si tienen una cama, no tienen colchón y ponen una esterilla sobre las maderas. Pero la mayoría con una esterilla sobre el suelo. Realmente difícil descansar en esas condiciones.

Los niños sin escuela y
los cuidados sanitarios inexistentes

Me ha llegado muy dentro la visita que me ha hecho el jefe del pueblo de Mahiéoua. Me ha traído un pequeño tetrabrik de sangría y me ha dicho que hacía mucho tiempo que no iban a saludarle a su casa y que yo le había puesto en su lugar. Me ha hecho pensar. Me parece fundamental respetar las autoridades tradicionales. En Côte-d’Ivoire, autoridad tradicional y autoridad estatal conviven y cada una tiene su rol en la sociedad. Cuesta tan poco respetarse y ganarse el respeto.

He ido a un campamento de Mahiéoua donde nunca antes había ido un cura. Hay unas tres familias que viven en medio de sus plantaciones de cacao, a unos 2,5 km de la aldea pero separados por un humedal que los deja bastante incomunicados. Ciertamente,  los niños sin escuela y los cuidados sanitarios inexistentes. Me ha impactado.

Buenas noches y dulces sueños.

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como:

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.