OCA amanecer

Cabrillas picantes en salsa de tomate

Enviada por: Juan Luis S. (Centro penitenciario Sevilla II)

 

Se compran 4 kg. de cabrillas. Se ponen a fuego lento hasta que la cabrilla muere. Seguidamente se aumenta el fuego para poder espumar  y que la cabrilla se quede totalmente limpia. Una vez limpia, se dejan enfriar unos 2 horas y seguidamente se enjuagan en abundante agua, para limpiarlas bien y se dejan en la olla tapadas, mientras se preparamos la salsa de tomate.

Se cogen 4 o 5 panes a daditos no muy grandes, y se fríen hasta que estén doraditos. Se pelan 8 o 10 dientes de ajo y se fríen doraditos.

Seguidamente se ponen los siguientes ingredientes en un recipiente:

1 vaso de aceite de oliva.cabrillas picantes
10 guindillas, ni grandes ni chicas.
100 gramos de cominos picantes (1 bolsa que viene mezclados).
100 gramos de especies de caracoles (1 bolsa)
1 kg de tomate ketchup
2 pastillas de avecrem o cubitos.
la sal que necesite
1 cucharada grande de pimentón picante.
10 bolitas de pimienta blanca y negra.

Se baten todos estos ingredientes con la batidora y se pone a fuego lento en una olla junto con las cabrillas, removiendo de vez en cuando para que no se agarre la salsa. Se le añade 2 kg de tomate frito orlando, mientras se sigue removiendo a fuego lento, tal como estábamos haciendo. Cuando estén todos los ingredientes bien mezclados, se prueba de sal y de pique, para comprobar que está en su punto.

El espesor de la salsa se dejará a gusto de los consumidores o del cocinero, agregando agua poco a poco. El toque de la salsa, es que esta salsa, la he elaborado yo con mi experiencia y por lo que fuera de mucho agrado, para la gente que la consumieron.

Gracias.

 

* 1º Premio en el Certamen ”Picapedreros” de Recetas de cocina 2016  para centros penitenciarios

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como:

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.