OCA amanecer

La huella de Miguel Hernández en Teruel

Escrito por: Ramón Fernández Palmeral

Miguel Hernández estuvo en el cerco de Teruel en manos nacionalistas a mediados de diciembre 1937. Dice un verso de su poema «Teruel» que Teruel es como un cadáver sobre el río, llevado por los sones de una victoria inmediata.  Hay certezas de que el poeta estuvo pasando frío glaciar en una tienda de campaña en los Altos de Celadas, entró en el  pueblo de Concud, al norte Teruel, posiblemente también en San Blas.

Dedicó un trágico poema que se titula  «Teruel», y además escribió en esas frías tierras turolense «El soldado y la nieve», además pensó en esa  tierra cuando compuso «El herido» y «El tren de los heridos» y «El vuelo de los hombres», sobre el valor de los aviadores republicanos, que fueron incluidos en su libro El hombre acecha. Como periodista escribió en Teruel ¡Firmes en nuestros puestos!, y Un año de guerrilla en Galicia (IyII).

Los demás poetas estaban aquí y hacían un acto, pero el poeta combatiente por excelencia era Miguel […] a ninguna persona se le ocurre estar como a él en un puesto de mando en el Alto de Celadas, donde más nevaba, donde más frío hacía y donde más viento había… (p-352.Ferris. 2002)

 El 19 de diciembre nació en Cox su primer hijo Manuel Ramón, se encontraba en el Frente de Teruel y fue a Cox el 24 de eses mismo mes. Ya tenía ejemplares de Viento del pueblo, y 3.000 pesetas que le habían pagado por derechos de autor (Josefina Manresa, p.67).

Miguel como  Comisario de la Cultura participará en casi todos los frentes de combate: Extremadura, Jaén, Levante,  Batalla de Teruel, viajará a Rusia,   escribe sin descanso, en precarias condiciones, bajo las bombas: artículos, poesías, octavillas… Habla por los altavoces a los soldados y campesinos de la zona cautiva en poder de Franco. Habla del objeto de la lucha noble y heroica del pueblo español republicano o de la lucha.  En plena contienda publica Viento del Pueblo (1937), el  El Hombre acecha no llegó a salir a la calle. Libros de lucha. Poesías de guerra, urgente o de combate, versos que den ánimo a los hombres y mujeres que cada día mueren en los frentes de batalla y en la retaguardia por los bombardeos de los aviones nazis e italianos.  

TERUEL

Líster, la vida, la cantera, el frío:
tú, la vida, tus fuerzas como llamas,
Teruel como un cadáver sobre un río.
  …………………………………..
Sobre el cadáver de Teruel te impones,
y el alma en los disparos se te escapa
frente a la nieve y a sus municiones.
 …………………………………….
Yo me encontré con este comandante,
bajo la luz de los dinamiteros,
en el camino de Teruel, delante.
 

 

EL SOLDADO Y LA NIEVE 

Diciembre ha congelado sus aliento de dos filos,
y lo resopla desde los cielos congelados,
como una llama seca desarrollada en hilos,
como una larga ruina que ataca a los soldados.

(El hombre acecha. 1939.)

       

   El poema “El vuelo de los hombres” está dedicado a los aviadores republicanos en la contienda de Teruel.  

EL VUELO DE LOS HOMBRES

Sobre la piel del cielo, sobre sus precipicios,
se remontan los hombres. ¿Quién ha impulsado el vuelo?
Sonoros, derramados en aéreos ejercicios,
raptan la piel del cielo.

 

Otros poemas, si no escritos en Teruel, sí inspirados en esta sangrienta batalla, son «El Herido» y «El tren de los heridos».  

EL HERIDO

Retoñaran aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.

                               (Fragmento)                                           

EL TREN DE LOS HERIDOS

Van derramando piernas, brazos, ojos.
Van arrojando por el tren pedazos.
Pasan dejando rastros de amargura,
otra vía láctea de estelares miembros.
Silencio.

(Fragmento)

  

Miguel escribió unos sonetos en el Ciclo del Silbo Vulnerado, que no se editó en libro, el soneto “PRIMAVERA-ruinosa”.  En el primer terceto escribe: 

Pastores de Teruel, ¿Qué vais buscando
hierba en vuestros montes no encontradas?
Tampoco aquí las hay: ¡mira mi otero!

(Obras Completas pág. 452)

Fragmentos de “Las huellas de Miguel Hernández en Teruel” (Ramón Fernández Palmeral)
Publicado por cortesía de http://educarentrerejas.blogspot.com/ 

Imprimir artículo Imprimir artículo Etiquetado como:

Comparte este artículo

1 comentario

  1. Muy bueno el artículo, sabía que había estado en Teruel pero no conocía exactamente en qué poemas había quedado reflejado ese paso.

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.