OCA GLACIACION

Vía crucis en Daroca

Escrito por: Antonio

Esta semana los cristianos de la cárcel de Daroca hemos asistido a nuestra cita anual del Vía Crucis. Hemos contado para tal especial evento en el mundo de la cristiandad, en esta cárcel, con la participación en la homilía del Obispo emérito, así como también de nuestros capellanes habituales. Hemos contado con la participación de las autoridades del centro, el director D. Angel e invitados.

Esta vez los auténticos protagonistas de este maravilloso día que he vivido han sido los componentes de la cofradía Nuestra Señora La Virgen de la Fraternidad en el mayor dolor  y  Cristo atado a la columna de la parroquia Santiago el Mayor de Zaragoza. Y como no, también la impagable colaboración de nuestros habituales voluntarios de Capellanía católica.

csac-visita-carcel-18-

Encontrándome solo, con la necesidad de socializarme para sentirme persona, pasando por una depresión, en una tierra extraña y desconocida hasta el momento para mí, como son las tierras de Aragón, tras nueve años de prisión y faltándome otros nueve, al llegar aquí me encomendé a mi Fé, a mi religión, a mi fuerte devoción en La Santísima Virgen  y Cristo para tener la familia de la que carezco y suplirla con la familia más grandiosa que el ser humano puede tener, la familia cristiana. Esa familia , en la que no me siento un extraño, ni un desplazado,  de la que todos somos partícipes en igualdad, compartiendo nuestras oraciones, la devoción sin límites, la generosidad, la comunión en Cristo , a través de la madre Nuestra señora La Santísima Vírgen con su misericordia, madre de todos, la que nos perdona y nos hace perdonar por los conflictos causados con la ley y el quebrantamiento de las normas establecidas de la sociedad. Esa sociedad a la cual con arrepentimiento y pidiendo perdón desde lo más profundo y sincero de mí corazón cada mañana al despertar es el primero de mis actos.

Este Vía crucis lo he sentido especial, vivir sentimientos desde lo más profundo de mí ser, he sentido sensaciones y emociones únicas en mí desde hacía muchos años y doy gracias a DIOS que en su inmensa misericodia hacia mí, me ha devuelto parte de lo que necesitaba para poder continuar mi camino en el qué, a través de su infinita bondad me marco y, torpemente en mí en un momento concreto de mi vida me desvié. Ahora necesito socializarme y conocer las maravillosas personas que habitan estas tierras y que durante siglos han escrito páginas de historia única e irrepetible en su grandeza.

csac-visita-carcel-16-

Deseo mostrar el inmenso agradecimiento que siente mi corazón, a toda la cofradía que participó en el Vía crucis de este año, así como también el acompañamiento tan fantástico de la banda de tambores que me hizo sentir sensaciones similares de mi MURCIA. El inmenso gozo  y felicidad que sentí recorrer  hasta el último rincón de mi ser ha sido estupendo, fantástico y maravilloso, compartido con todos los asistentes. Una experiencia excepcional que  soy incapaz de describir con palabras, pues habría que inventarlas para esta ocasión. Este día, me queda grabado  en esa memoria que nunca olvida: “la  memoria del corazón”.

Ha sido una gran fiesta de la cristiandad y, tan solo puedo deciros, a todos aquellos participantes que habéis compartido el Vía Crucis con nosotros los presos, tres palabras : GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Imprimir artículo Imprimir artículo

Comparte este artículo

Deja un comentario

Por favor ten presente que: los comentarios son revisados previamente a su publicación, y esta tarea puede llevar algo de retraso. No hay necesidad de que envíes tu comentario de nuevo.